Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$852,5 / $892,5

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Llegó el otoño: Cómo acompañarlo desde el yoga

Estamos en otoño y las herramientas que ofrece la filosofía del yoga ayudan a transitar este ciclo con el sistema inmunológico fuerte y saludable, así como también los sistemas energéticos en su óptimo funcionamiento. La clave es el estado de felicidad.

Por las profesoras de Yoga, Gisela Mariana Righelato y Lucrecia Righelato. Especial para AIM.

Con la llegada del otoño, las horas de luz solar se reducen considerablemente y el clima se enfría. Estos cambios afectan el cuerpo provocando modificaciones hormonales (menor producción de melatonina) e incluso debilitando el sistema inmunológico. Todo esto se traduce en ocasiones en una sensación de desánimo y falta de energía.

Las emociones influyen directamente en el organismo, tanto de manera positiva como negativa. En general, las personas que se sienten felices presentan menos problemas de salud. ¿Por qué? Porque el cuerpo genera “hormonas de la felicidad”, que aportan una sensación de bienestar y fortalecen el sistema inmunológico.

Las hormonas de la felicidad son:
1. La serotonina, que estimula el buen estado de ánimo y genera estados de felicidad; es segregada por el cerebro, la sangre y los intestinos. Para aumentar el nivel de esta hormona sirve pensar en recuerdos felices, se trata de una reprogramación.

2. La dopamina, que activa la sensación de placer y la motivación. Se genera en el cerebro. Para aumentar su nivel establecerse objetivos a corto plazo o dividir en pequeñas metas aquellos objetivos que son a más largo plazo y celebrar cuando uno los cumple.

3. Las endorfinas propician el estado de felicidad. Son consideradas la morfina del cuerpo, una suerte de analgésico natural. La postura de yoga provoca la liberación de estas hormonas. Las endorfinas actúan a modo de llave con los receptores de la superficie de las células internas del sistema nervioso central.

4. La oxitoxina suele ser apodada la hormona del amor o como "la hormona de los vínculos emocionales" y "la hormona del abrazo". Es liberada por la glándula pituitaria e importante en la construcción de la confianza, que es necesaria para desarrollar relaciones emocionales. Abrazar es una forma muy simple de conseguir un aumento de oxitocina. También construir vínculos de confianza. y el gesto de dar y recibir.

A continuación, algunos trabajos para generar estados de felicidad sostenidos en el tiempo mejorando por añadidura un óptimo funcionamiento del sistema inmunológico, permitiendo que se armonice el funcionamiento del organismo en general:
• La práctica regular de asanas (posturas de yoga)
• Técnicas respiratorias para absorver mayor cantidad de energía vital (pranayama)
• Algunas técnicas de higiene natural, para ayudar a mejorar el funcionamiento de los órganos y el sistema circulatorio.

Kechari mudra
El kechari mudra ayuda a controlar e influenciar la secreción de glándulas endocrinas, a lo largo del cuerpo; esto se consigue gracias a la regulación en las secreciones del cerebro, que se producen en pequeñas cantidades, para controlar la glándula pituitaria y el resto de las glándulas que están bajo la influencia de Ajna chacra (centro energético a la altura del medio de la frente) la tiroides, el timo, las glándulas mamarias, la suprarrenal y las reproductivas, también en el centro del hipotálamo y del bulbo raquídeo, que controlan el corazón, la respiración, las expresiones emocionales el hambre y la sed.

Asimismo, influye en el hipotálamo conectado con el tálamo que incide sobre las actividades del sistema nervioso central como la capacidad de concentración.

Kechari mudra regula además las funciones mentales y despierta los centros de la conciencia, las ondas alfa, que surgen de la actividad eléctrica sincrónica y coherente, durante períodos de relajación, con los ojos cerrados, pero todavía despierto. Se piensa que representan la actividad de la corteza visual en un estado de reposo. Estas ondas se enlentecen al quedarse dormido y se aceleran al abrir los ojos, al moverse o incluso al pensar en la intención.

La técnica de khechari mudra se aplica doblando la lengua hacia arriba y llevándola hacia atrás todo lo posible, de manera que la punta de la lengua presione el paladar blando.

Activación de la glándula timo
Al crecer esta glándula permanece activa con una función fundamental, pues en su interior es donde maduran los linfocitos T, las células propulsoras de anticuerpos. Así que el timo resulta ser uno de los pilares del sistema inmunológico.

Se sabe que esta glándula es muy sensible a las imágenes, colores, luces, olores, sabores, gestos, toques, sonidos palabras y pensamientos. Amor y odio lo afectan profundamente y los pensamientos negativos tienen más poder sobre él que los virus y las bacterias.

El timo dirige y regula el flujo de energía en el sistema de meridianos o canales energéticos de la medicina china.

Un sencillo ejercicio que puede contribuir a mantener el timo activo consiste en hacer dos veces al día (mañana y noche), 20 repeticiones de tres suaves y rítmicos golpecitos emulando el latido del corazón, sobre la zona del timo, situada entre el corazón y el esternón.

salud & bienestar

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso