Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$902,0 / $942,0

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Qué es mejor para la piel: Agua caliente o fría

Cuando se trata de cuidar la piel, la limpieza y el cuidado regulares son fundamentales. Sin embargo, a menudo se debate si el uso de agua caliente o fría es mejor para la piel y su salud en general.

Es un tema sobre el que mucha gente tiene ideas erróneas en lo que se refiere al cuidado de la piel.

Algunos creen que el agua caliente es más eficaz para eliminar la suciedad, mientras que otros piensan que el agua fría es mejor para cerrar los poros y reducir las rojeces.

En este artículo trataremos las ventajas e inconvenientes de utilizar agua caliente y fría en tu régimen de cuidado de la piel.

Beneficios de utilizar agua caliente
El agua caliente también puede ser muy beneficiosa para la piel. Uno de los principales beneficios es que el agua caliente es eficaz para eliminar la suciedad, la mugre y la grasa de la piel.

El calor del agua ayuda a abrir los poros y a liberar los aceites naturales, dejando la piel más limpia y con un aspecto más fresco.

Además, el agua caliente puede ayudar a aliviar los músculos doloridos y los dolores articulares, y mejorar el flujo de sangre y oxígeno por todo el cuerpo.

Inconvenientes del agua caliente
Aunque el agua caliente puede ser muy beneficiosa para la piel, también puede causar daños si no se utiliza correctamente. El calor del agua puede resecar e irritar la piel, así como empeorar ciertas afecciones cutáneas, como el eccema o la psoriasis.

También puede dañar el cabello, provocando sequedad y rotura. Además, el agua caliente puede despojar a la piel de sus aceites naturales, dejándola demasiado tirante y seca.

Beneficios del agua fría
El agua fría tiene sus propios beneficios para el cuidado de la piel. Uno de los principales beneficios de usar agua fría es que puede ayudar a reducir los poros. La temperatura fría del agua ayuda a contraer la piel, haciendo que los poros parezcan más pequeños.

Esto puede ayudar a reducir la probabilidad de que la suciedad y la grasa queden atrapadas en los poros, y puede ayudar a reducir el enrojecimiento y la inflamación. Además, el agua fría puede ayudar a reafirmar y tonificar la piel, y a aliviar los músculos doloridos o el dolor articular.

Inconvenientes del uso de agua fría
Aunque el agua fría puede ser beneficiosa para la piel, también puede acarrear algunos inconvenientes. El agua fría puede resecar mucho la piel, sobre todo si no va seguida de una crema hidratante.

Puede dejar la piel áspera y sin brillo. Además, el agua fría puede dificultar la eliminación de la suciedad y la grasa de la piel, ya que la temperatura no abre fácilmente los poros.

Esto puede aumentar la probabilidad de que aparezcan granos y espinillas si la piel no se limpia adecuadamente.

Tanto el agua fría como la caliente pueden ser beneficiosas para el cuidado de la piel, pero es importante tener en cuenta las necesidades específicas de tu piel.

El agua caliente puede ser estupenda para eliminar la suciedad y la mugre de la piel, y puede ayudar a aliviar los músculos doloridos y el dolor articular. Sin embargo, el agua caliente también puede resecar y dañar la piel si no se utiliza correctamente.

El agua fría puede ayudar a reducir los poros y a tonificar y reafirmar la piel, pero también puede aumentar la probabilidad de que aparezcan brotes si no se limpia adecuadamente.

En conclusión, es importante utilizar con moderación tanto el agua fría como la caliente para obtener los mejores resultados para tu piel.
Fuente: La maleta de Maggie

salud

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso