Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$821,5 / $861,5

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Tradición milenaria: ¿Por qué en Halloween los niños dicen dulce o truco?

Nació de una celebración celta y en la Edad Media surgió la pregunta para rezar por los muertos a cambio de comida.

Para los fanáticos, las tradiciones de Halloween están cargadas de simbolismo y diversión. Fiesta arraigada sobre todo en Estados Unidos y Canadá, fue extendiéndose a otros países y hoy es casi una celebración universal.

El origen de Halloween se origina miles de años atrás, con el festival de Samhain, en el que los celtas celebraban el fin del verano y agradecían la cosecha. También era el día en el que vivos y muertos se reunían en un mismo plano para celebrar una noche de unión. En la actualidad el simbolismo se mantiene, pero dotado de otros ingredientes que hacen que la noche de brujas sea especialmente divertida para los niños.

En la noche de Halloween, cientos de niños salen a las calles, acompañados por sus padres o hermanos mayores, disfrazados de brujas, de esqueletos, de zombies o los más variados monstruos. Los maquillajes siniestros también tienen lugar en la noche de brujas. Y uno de los momentos que mejor define a esta festividad, es la del dulce o truco.

Eso sucede cuando los pequeños van tocando las puertas de sus vecinos, pidiendo los emblemáticos caramelos y dulces ante esa pregunta. Aunque muchos asocien la práctica con el sistema capitalista o de consumo, la realidad es que tiene un origen mucho más ancestral.

El festival del Samhain
La celebración de la noche de brujas encuentra su origen hace milenios. La tradición celta establecía que la última noche de octubre se festejaba la llegada del tiempo oscuro, los días más cortos del año, una vez finalizada la cosecha. Para los celtas ese era el momento en el que el mundo de los vivos y el de los muertos quedaba conectado y los difuntos podían de alguna manera alcanzar el presente, según cuenta el sitio Supercurioso.com.

Así los celtas celebraban el encuentro con los buenos espíritus, pero también ponían especial atención en cuidarse de los malos. Fue así como empezaron a vestirse de demonios, espíritus y difuntos, con la ilusión de que si por casualidad se encontraban con uno, al verlos disfrazados pensaría que eran uno de ellos y no serían atacados.

El disfrazarse era un mecanismo de defensa. Con la llegada de la Iglesia Católica la fiesta del Samhain fue sustituida por la fiesta de Todos los Santos (All Hallows Day) y la víspera se denominó "All Hallows Evening" que con el tiempo se abrevió y derivó en el término Halloween.

¿Cuándo empezó la tradición de los caramelos?
¿Por qué en Halloween dicen dulce o truco y cuándo empezó la tradición de los caramelos? Todo comenzó en la Edad Media, cuando los niños y adultos con pocos recursos económicos empezaron a vestirse como demonios, difuntos o espíritus, yendo de puerta en puerta.

Estos grupos se ofrecían para rezar oraciones o entonar cánticos que apaciguaran a los seres del más allá, a cambio de comida. Más adelante lo que se entregaba a esas personas, generalmente niños, era el llamado «soul cake» o «pastel de alma».

Si no eran bienvenidos en la casa, solían amenazar a sus habitantes con futuras desgracias. De ahí surgió la idea de ese intercambio: si no me entregas comida o dulces para que rece por las almas de los difuntos, recibirás un «susto» ya que te alcanzará la desgracia.

En algunos lugares de Europa, las personas disfrazadas no se ofrecían a rezar, sino que representaban a los propios difuntos y al entregarles la comida o los dulces se creía que se apaciguaban las almas de los muertos.

La primera vez del "dulce o truco"
Fue el diario Alberta Canadá Herald del 4 de noviembre de 1927 el que hizo referencia por primera vez a la expresión dulce o truco, y tiene que ver con una tradición antigua en la que los pocos recursos económicos, el hambre y el simbolismo esotérico se unen.

En aquella edición se hablaba de la diversión que supone Halloween y de los niños que en las puertas de las casas esperan a sus moradores a la voz de "trick or treat", es decir «broma o dulces", para que éstos, divertidos, les regalen chucherías.

El término «Trick or Treat» se popularizó realmente a partir de una campaña de Unicef del año 1950. Como una forma de ayudar a los niños que aún se veían afectados por la Segunda Guerra Mundial, esta organización creó unas cajas de chucherías que eran compradas por los adultos para entregar a los niños. Con ese sistema se han recaudado millones de dólares para la infancia cada año.

La tradición llegó a los Estados Unidos y a Canadá de la mano de los emigrantes europeos, pero fue prácticamente olvidada durante mucho tiempo, hasta que a principios del siglo XX renació y se popularizó. Salvo en el tiempo de la Segunda Guerra Mundial en que la falta de azúcar prácticamente impidió la celebración, siempre se celebró. Hoy es una de las grandes fiestas tradicionales de los Eeuu y Canadá. Y en muchas otras ciudades del mundo.

Fuente: Clarín
internacionales

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso