Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$902,0 / $942,0

Internacionales
Internacionales

El Papa Francisco lamentó que la democracia “no goza de buena salud en el mundo”

El papa Francisco advirtió este domingo sobre las “tentaciones ideológicas y populistas” y el estado de la democracia en el mundo durante una visita a la ciudad italiana de Trieste, en el extremo noreste de Italia.

“La democracia no goza de buena salud en el mundo”, lamentó el papa argentino durante un discurso delante de cerca de 1.000 personas en el Centro de Congresos para la clausura de la 50º Semana Social organizada por la Iglesia italiana. “Esto (el tema) nos interesa y preocupa porque está en juego el bien del hombre”, agregó.

Para abordar el tema, el pontífice partió de la definición que el beato Giuseppe Toniolo dio en 1907 de este sistema: “un ordenamiento civil en que todas las fuerzas sociales, jurídicas y económicas, en la plenitud de su desarrollo jerárquico, cooperan proporcionalmente por el bien común y en ventaja de las clases bajas”.

En primer lugar, el papa apuntó a “heridas” como la corrupción, la ilegalidad y “las distintas formas de exclusión social”.

“Cada vez que alguien es marginado, todo el cuerpo social sufre. La cultura del descarte diseña una ciudad en la que no hay lugar para los pobres, los que van a nacer, las personas frágiles, los enfermos, niños, mujeres o jóvenes”, denunció.
Sin mencionar a ningún país, Francisco también advirtió contra las “tentaciones ideológicas y populistas”, cuando Francia celebra la segunda vuelta de unas elecciones legislativas en las que la extrema derecha podría convertirse por primera vez en el partido mayoritario e incluso alcanzar el gobierno.

“Las ideologías son seductoras. Algunos las comparan con el flautista de Hamelin. Son seductoras, pero te llevan a negarte a ti mismo”, dijo en referencia al cuento popular.

Además expresó su preocupación por el aumento de la abstención en todo el mundo y se preguntó qué significa esta baja participación electoral. Además, recetó “entrenar” al elector desde joven para que no caiga en el futuro en la “tentación” populista.

“La misma palabra ‘democracia’ no coincide simplemente con el voto del pueblo sino que exige que se creen las condiciones para que todos puedan expresarse y participar. Y la participación no se improvisa, se aprende desde jóvenes, debe ser ‘entrenada’, también con sentido crítico frente a las tentaciones ideológicas y populistas”, sostuvo.

Crítica de la polarización y el asistencialismo
Jorge Bergoglio también invitó a los fieles a alejarse de “la polarización que empobrece”.

El pontífice argentino, al analizar las sociedades democráticas, fue especialmente duro con ciertas formas de asistencialismo, las ayudas públicas a ciudadanos que no pueden valerse del todo por sí solos.

“Todos deben sentirse parte un proyecto de comunidad, nadie debe sentirse inútil. Ciertas formas de asistencialismo que no reconocen la dignidad de las personas son hipocresía social. El asistencialismo solo así es enemigo de la democracia y del amor al prójimo”, sostuvo.

Para enseguida preguntarse si lo que hay detrás de esas películas no es un intento de “alejarse de la realidad social”: “La indiferencia es un cáncer de la democracia”, zanjó.

Finalmente llamó a los católicos a exhibir su fe -que no puede ser “marginal o privada”- y a tener la “valentía” de dar propuestas de justicia y paz en el debate público.

“Tenemos algo que decir pero no para defender privilegios. Debemos ser la voz que denuncia y propone en una sociedad a menudo afónica y donde muchos no tienen voz”, instó.

Asimismo, Francisco destacó la aportación que el cristianismo puede dar al desarrollo cultural y social europeo, sobre todo en cuestiones relativas a la vida y la dignidad de las personas, tal y como propuso ante el Parlamento Europeo a finales de 2014.

Este esta es la tercera visita del jesuita argentino de 87 años a una ciudad italiana este año, después de sus desplazamientos a Venecia en abril y Verona en mayo, y el último antes de emprender el viaje más largo de su pontificado, a los confines de Asia y Oceanía en septiembre.

El papa llegó en helicóptero poco antes de las 08H00 horas (06H00 GMT) a Trieste, ciudad de 200.000 habitantes situada a orillas del Adriático, en la frontera con Eslovenia, y capital de la región autónoma de Friul-Venecia Julia.

Francisco tiene previsto reunirse con representantes religiosos y académicos, migrantes y personas con discapacidad.

Su visita concluyó con una misa en la plaza Unità d’Italia, la principal de la ciudad y luego emprendió el regreso al Vaticano por la tarde.

Jorge Bergoglio, que se desplaza en silla de ruedas, no viajaba al extranjero desde su visita a Marsella, sur de Francia, en septiembre de 2023.

Tras los problemas de salud que le obligaron a cancelar varios compromisos durante el invierno, en las últimas semanas se ha mostrado en buena forma.

Roma

Artículos Relacionados

Teclas de acceso