Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$900,5 / $940,5

Internacionales
Internacionales

Frenar el monocultivo de árboles

El 21 de septiembre se celebra el Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles con el fin de crear conciencia en la población mundial para evitar que continúen las plantaciones industriales de árboles de forma indiscriminada, que tanto daño causan a los ecosistemas y la vida del hombre en general.

Origen y antecedentes del Día Internacional contra los monocultivos de árboles
El Día Internacional contra los Monocultivos de Árboles nace a partir del año 2004 gracias al movimiento Red Alerta contra el Desierto Verde, en Brasil y cuyo fin es no sólo denunciar, sino crear conciencia del grave daño que produce la excesiva producción industrial de árboles a nivel global.

Todo comienza a raíz de las grandes extensiones de monocultivos de eucalipto en este país suramericano y que afectó a muchas comunidades y pueblos aledaños de la región donde habitan numerosas familias.

A nivel internacional ya son muchas las organizaciones y movimientos que se han sumado a esta importante iniciativa a fin de preservar los ecosistemas naturales, que lamentablemente han sufrido un impacto negativo debido a los monocultivos de árboles y que de continuar estás acciones, el impacto y los daños pueden ser realmente irreversibles.

¿Qué son los monocultivos y donde se producen?
Los monocultivos son plantaciones de grandes extensiones de terrenos fértiles para la producción de distintos tipos de cultivos, pero siempre de una misma especie, ya que se repiten los mismos patrones así como los mismos métodos de cultivo, pero que, a la larga, ocasiona un notable deterioro de los suelos, que con el paso del tiempo se van degradando hasta que dejan de ser productivos.

Aunque al principio pueden producir ciertas ventajas, esta práctica resulta devastadora para todos los ecosistemas a nivel planetario. En lugares como España y China se ocupan grandes extensiones de tierras para producir arroz y eucalipto y en algunos países de América del Sur como Colombia, Brasil, Argentina, Ecuador y Chile, es bastante habitual para la producción de alimentos como el café, el tomate, el banano o la soja.

Consecuencias negativas de los monocultivos
Los monocultivos resultan un grave problema con devastadoras consecuencias para los suelos, una de ellas es la proliferación de plagas y una vez que esto ocurra, para controlarlas y exterminarlas, lo más probable es el uso de pesticidas y productos tóxicos, que esparcidos sobres las cosechas, pueden ser nocivos para la salud de los seres humanos.

Por otro lado, la plantación del mismo alimento por tiempo prolongado, va erosionando poco a poco los suelos hasta llegar un punto donde ya el área no podrá ser usada debido al debilitamiento y degradación del terreno, que va a acabando con los microorganismos y especies y finalmente con toda la diversidad de los ecosistemas.

¿Qué puede hacer el hombre para acabar con los monocultivos?
Por todo lo anteriormente expuesto, no cabe ninguna duda que los monocultivos no resultan una salida fácil para cubrir las necesidades alimentarias del hombre contemporáneo, por esta razón, urgen nuevas políticas y mecanismos mucho más sostenibles y respetuosos de la naturaleza y el medio ambiente.

Se necesitan cambios profundos en la sociedad mundial. Se requiere la puesta en marcha de planes agrícolas sustentables como los sistemas agroecológicos y parar con el uso indiscriminado de los insecticidas y plaguicidas, esto ayudará en gran medida a preservar la biodiversidad, de lo contrario, el futuro de la humanidad correrá graves riesgos.

medio ambiente

Artículos Relacionados

Teclas de acceso