Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$147,2 / $155,2

Internacionales
Internacionales

Nueva megaciudad a orillas del río más contaminado

Pakistán planea construir «la ciudad ribereña más grande del mundo» cerca de la urbe oriental de Lahore, un ambicioso megaproyecto para recrear modernas metrópolis y centros urbanos de Catar, Reino Unido o Malasia a las orillas del río «más contaminado del mundo», pese a las alertas de los ambientalistas.

Esta ciudad, que promete ser la primera gran urbe planificada de Pakistán este siglo y la segunda en su historia, después de la capital Islamabad, tiene como objetivo construirse en la provincia de Punjab, al borde del río Ravi, el «más contaminado del mundo«, según un estudio realizado en la Universidad de York de la revista de la Academia Nacional de la Ciencias de Estados Unidos.

El Ravi tiene el nivel de toxicidad más alto de entre 258 ríos de más de cien países, con una concentración media acumulada de 70,8 microgramos por litro, con un sitio de muestreo que alcanzó una concentración acumulada máxima de 189 microgramos por litro.

Las partículas halladas en las muestras de agua del Ravi tienen niveles potencialmente tóxicos de principios activos farmacéuticos (PAF), de sustancias como paracetamol, nicotina, cafeína, medicamentos para la epilepsia y la diabetes.

El río fluye en el oeste de la ciudad de Lahore, hogar de más de 11 millones de personas, una de las ciudades más contaminadas del mundo y a la que se le atribuyen gran parte de los problemas de contaminación del agua, por las enormes descargas de aguas residuales y químicos agrícolas.

El proyecto a la orilla de este río había sido rechazado por el Tribunal Superior de Lahore en enero pasado, que consideró inconstitucional la adquisición de tierras agrícolas para desarrollos urbanos.

El Dubai de Pakistán

Sin embargo, el primer ministro de Pakistán, Imran Khan, dio su respaldo al proyecto asegurando que esto permitirá frenar la expansión de Lahore, metrópolis financiera y segunda ciudad más poblada de Pakistán.

«Si Lahore continúa expandiéndose, el nivel freático seguirá retrocediendo«, dijo el primer ministro en un mensaje en vídeo grabado en el sitio elegido para la nueva ciudad.

Según el Gobierno, el diseño de la nueva ciudad seguirá los modelos de las grandes capitales del mundo como Londres, Dubai o Kuala Lumpur, que permitirá la expansión vertical y aliviará la presión sobre la tierra en Lahore.

Este proyecto con un costo de inversión estimada de 20.000 millones de dólares (18 millones de euros), cambiará la economía del país, beneficiará a unas 40 industrias, y atraerá la inversión extranjera que ya ha puesto en este plan 1.500 millones de dólares (1.352 millones de euros), dijo Khan.

Las obras fueron retomadas recientemente, después de que el Tribunal Supremo de Pakistán suspendió la orden del Tribunal Superior de Lahore.

Con una ribera de unos 46 kilómetros de largo, el desarrollo se expande varios kilómetros alrededor del río, con canales de agua, complejos habitacionales, hoteles, una ciudad comercial, una ciudad deportiva, y una ciudad de innovación.

El río Ravi

El Ravi es un río transfronterizo que fluye desde el Himalaya, en el norte de la India, y pasa por el este de Pakistán hasta fusionarse con el río Chenab y luego con el río Indo que desemboca en el Mar Arábigo, en el sur del país.

Según un estudio del Banco Asiático de Desarrollo (ADB), alrededor de 50 millones de personas viven en la cuenca del río dentro de Pakistán y fue el ecosistema de al menos 31 especies de peces, entre otras.

La calidad de agua de este caudal comenzó a deteriorarse gravemente en la década de los años 90, y en 2009 se clasificó como «biológicamente muerto» por el Departamento de Protección Ambiental de Punjab.

En 2015, más del 50 por ciento de todas las enfermedades reportadas en Punjab fueron transmitidas por el agua, según el ADB.

El miembro fundador de la Sociedad de Conservación de Lahore, Ajaz Anwar, dirige parte de la culpa a la India, que se encuentra en un punto más arriba de la cuenca, porque según él, «está desviando toda el agua sucia y los desechos hacia el río«.

La culpa también es de Pakistán, porque «nosotros estamos haciendo lo mismo«, añadió.

La construcción de la rivera del Ravi supondrá «añadir contaminación a la ya contaminada Lahore y bajar el nivel del agua«, dijo a Efe el ambientalista.

Si «Lahore está contaminando el río Ravi, ¿cómo la construcción de otra ciudad lo reducirá?«, se preguntó Ajaz refiriéndose a la proclama del Gobierno de
que la nueva ciudad ayudará a aliviar la contaminación.

El miembro de la Autoridad de Desarrollo Urbano de Ravi, Muzzafar Ali, defendió sin embargo a Efe que el objetivo es desarrollar un pulmón vegetal que permita proteger la cuenca y el área, para lo que «se plantarán más de 20 millones de árboles, que reducirán la contaminación del aire».

Además, «habrá nuevos diques para subir el nivel freático y plantas para la filtración de alcantarillas«, concluyó.

Fuente: Agencia EFE

contaminación Pakistán recursos hídricos urbanismo y transporte

Artículos Relacionados

Teclas de acceso