Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$71,75 / $76,75

Internacionales
Internacionales

¿Qué pasaría si Estados Unidos corta lazos con la OMS?

El 7 de julio la Administración de Donald Trump notificó formalmente a las Naciones Unidas que Estados Unidos se retirará de la Organización Mundial de la Salud.

El jefe del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la directora técnica de Covid-19 de la OMS, Maria Van Kerkhove, asistieron a una conferencia de prensa el 3 de julio del 2020 en la sede de la OMS en Ginebra. Fotografía De Fabrice Coffrini, Pool, Afpa Via Getty Image
El jefe del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la directora técnica de Covid-19 de la OMS, Maria Van Kerkhove, asistieron a una conferencia de prensa el 3 de julio del 2020 en la sede de la OMS en Ginebra. Fotografía De Fabrice Coffrini, Pool, Afpa Via Getty Image

 

Aunque la medida no puede entrar en vigencia antes del 6 de julio de 2021, la revelación de que la agencia puede perder a uno de sus principales financiadores se produce cuando la OMS guía la respuesta global a la pandemia del coronavirus, que ha matado a más de medio millón de personas en solo seis meses.

Durante meses, el presidente Donald Trump ha castigado la respuesta de la OMS ante la pandemia, criticando por supuestos favores a China y en algunos casos acusando falsamente a la organización por ignorar los informes sobre la propagación del virus. En abril, Trump anunció que suspendería los fondos a la organización para realizar una revisión y un mes después prometió retirarse por completo.

Para un líder global, cortar los lazos con la agencia es ciertamente "extraordinario e inusual", dice Patrick Kachur, profesor de salud pública en el Centro Médico de la Universidad de Columbia y miembro del Comité Asesor de Políticas contra la Malaria de la OMS. Para ayudar a poner en contexto el retiro de Estados Unidos, así es como surgió la OMS y cómo funciona hoy.

Cómo se formó la Organización Mundial de la Salud

Fundada en 1948, la Organización Mundial de la Salud tiene la tarea de promover la salud y combatir las enfermedades en todo el mundo. Pero las naciones ya habían estado trabajando juntas para resolver las crisis de salud pública mucho antes.

A principios del 1800, el cólera mató a decenas de miles de personas en toda Europa, ya que el desarrollo de los ferrocarriles y los barcos de vapor facilitaron el viaje de las personas y, por lo tanto, la propagación de esta bacteria y de otras enfermedades infecciosas. Las naciones impusieron medidas de cuarentena, pero a mediados de siglo, sus diferentes respuestas comenzaron a causar estragos en el comercio mundial.

Las naciones europeas concluyeron en 1851 que necesitaban un enfoque conjunto y convocaron a la Conferencia Sanitaria Internacional para desarrollar regulaciones estandarizadas de cuarentena. Pero se necesitaron 40 años y siete reuniones para ratificar la primera convención sanitaria internacional, en 1892.

La próxima década resultó más fructífera, hasta cierto punto. "El campo de la salud internacional antes de la Segunda Guerra Mundial era un espacio bastante fracturado", dice Alexandre White, profesor asistente de sociología e historia de la medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Maryland. Si bien algunas otras organizaciones de la salud pública comenzaron a surgir en todo el mundo en la década del 1900, abordaron diferentes prioridades y las comunicaciones entre ellas fueron desarticuladas.

Finalmente, en 1945, una nueva era de cooperación internacional llegó con la fundación de las Naciones Unidas al final de la Segunda Guerra Mundial. Los países temían que la conclusión de la guerra traería una nueva ola de enfermedades, al igual que la Primera Guerra Mundial y el brote de la influenza de 1918, y decidieron combinar sus esfuerzos bajo una agencia de salud internacional dentro de la ONU. El 7 de abril de 1948, esa agencia entraría en vigencia como la Organización Mundial de la Salud, con sede en Ginebra, Suiza.

¿Cuál es la función de la Organización Mundial de la Salud?

Ahora, la Organización Mundial de la Salud está compuesta por 194 estados miembros que se reúnen una vez al año para que la Asamblea Mundial de la Salud decida sobre las prioridades, el liderazgo y el presupuesto de la organización. Esta misión se lleva a cabo por más de 7.000 personas, incluidos médicos, especialistas en salud pública, científicos, epidemiólogos, expertos económicos, estadísticos y más, en las 150 oficinas de la OMS en todo el mundo.

El presupuesto de la organización opera en un ciclo de dos años y en 2018-2019 fue de $ 4,4 mil millones, menos que el de un sistema de hospital principal típico en los Estados Unidos, dice White. La financiación para la OMS proviene de dos fuentes: Menos del 20 por ciento está cubierto por las cuotas de los países miembros, mientras que el resto está compuesto por contribuciones voluntarias de los estados miembros, así como de organizaciones filantrópicas, intergubernamentales y del sector privado.

La Organización Mundial de la Salud se encarga de coordinar las respuestas internacionales a los problemas de salud pública, proporcionando a los estados miembros pautas basadas en evidencia para clasificar y erradicar las enfermedades. Los países miembros son responsables de gestionar sus propias respuestas a las enfermedades e informar sobre los brotes, pero solo la OMS puede declarar una Emergencia de Salud Pública de Preocupación Internacional (Pheic), el nivel más alto de alerta en salud pública global, que desbloquea el apoyo financiero adicional. El brote del COVID-19 fue declarado Pheic el 30 de enero.

En este episodio, contaremos la historia de cómo un duelo del siglo XIX condujo a un avance médico. El químico Louis Pasteur fue desafiado a probar que los agentes invisibles (gérmenes) causaban enfermedades, y lo hizo usando ovejas. Con la atención de los medios de comunicación del mundo y 50 ovejas listas, la comunidad científica esperó la revelación que revolucionaría la ciencia médica y salvaría incontables vidas.

La agencia no tiene poder de ejecución. No puede hacer leyes ni mandatos. Pero White dice que su papel en la comunidad internacional le otorga a la agencia autoridad normativa entre los estados miembros, que generalmente la reconocen como la agencia de salud pública más importante del mundo. "La OMS ha participado en algunas de las campañas de salud más importantes del siglo XX y del siglo XXI", dice.

Su mayor logro fue la erradicación de la viruela. En 1958, la OMS lanzó una iniciativa global para combatir la enfermedad, que mataba a dos millones de personas cada año. Durante décadas, a medida que los países miembros emprendieron campañas de vacunación masiva, la OMS trabajó para garantizar la disponibilidad de la vacuna contra la viruela y brindó asistencia técnica hasta que la enfermedad finalmente fue erradicada en 1980. La agencia también ha sido fundamental para reducir la propagación del sarampión y de la tuberculosis y ha ayudado a eliminar casi por completo la poliomielitis.

En otros casos, la respuesta de la OMS ha fallado. La agencia ha sido criticada por reaccionar tardíamente ante la crisis como la pandemia del VIH/Sida en la década de 1980 y particularmente el brote del ébola del 2013 en África occidental, cuando los fondos se retrasaron y sus oficinas regionales no estaban equipadas para manejar la situación. La propia agencia admitió que la crisis del Ébola fue un recordatorio de que estaba "mal preparada para un brote de una enfermedad grande y sostenida", y anunció una serie de reformas.

Por qué es complicado el retiro de los EE. UU.

Retirarse de la OMS tiene precedentes. En 1949, poco después de la fundación de la OMS, la Unión Soviética lideró la huelga de nueve miembros del Bloque del Este por la preocupación de que Estados Unidos desempeñara un papel demasiado importante en la organización. En ese momento, no había ninguna disposición en la constitución de la OMS para que los miembros se retiraran, por lo que técnicamente la Unión Soviética nunca lo hizo. La OMS simplemente trasladó a estos países a un estado de membresía "inactiva" hasta que regresaron en 1956, después de la muerte de Joseph Stalin.

Taiwán fue miembro fundador de la Organización Mundial de la Salud, reconocida en ese momento como representante de China, pero su membresía fue suplantada cuando la ONU reconoció al gobierno continental de la República Popular de China como el único representante en 1971. Esto desencadenó un debate durante décadas sobre si se debería otorgar a Taiwán la condición de ser observador dentro de la organización, lo que significa que podría participar en las discusiones pero no votar sobre ninguna decisión, y se restableció en el año 2009 antes de que China presentara una petición exitosa para su eliminación en el 2016.

“En 1948, una resolución conjunta del Congreso de los Estados Unidos especificó que el país debe notificar con un año de anticipación y cumplir con sus obligaciones financieras actuales para poder abandonar la OMS”

También para los Estados Unidos, el proceso de retiro es complicado. En 1948, una resolución conjunta del Congreso de los Estados Unidos especificó que el país debe notificar con un año de anticipación y cumplir con sus obligaciones financieras actuales para poder abandonar la OMS. Solo otra resolución conjunta del Congreso podría desencadenar la retirada de un tratado multilateral, según un artículo de Asuntos Exteriores de Harold Hongju Koh, ex subsecretario de Estado adjunto, y Lawrence O. Gostin, director del Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud en Derecho Sanitario nacional y mundial. Señalan que la Corte Suprema ha juzgado en el pasado que los presidentes no tienen autoridad constitucional unilateral para retirarse de tales tratados.

La próxima elección presidencial de Estados Unidos también puede hacer que el punto sea discutible. Si bien Trump ha avisado a un año de su partida, las elecciones de noviembre podrían catapultar a un nuevo presidente para el cargo en ese momento y el presunto candidato demócrata Joe Biden ha prometido su apoyo a la OMS.

Pero incluso amenazar con abandonar la OMS tiene un efecto escalofriante en la comunidad de la salud pública, dice Kachur. "Tal vez tengamos un cambio en el liderazgo en nuestro país y esto nunca sucederá, pero [con]el daño que causa el anuncio... va a ser difícil para Estados Unidos involucrarse en el mismo nivel de respeto y confianza con sus colaboradores internacionales".

¿Cuáles son las consecuencias si lo hace?

Si Estados Unidos finalmente se va, los observadores se preocuparán por lo que eso significará, para la nación, para la OMS y para la salud global. En 2018-2019, Estados Unidos fue el principal contribuyente a la OMS, con $ 893 millones. Sus contribuciones representan alrededor del 15 por ciento del presupuesto bienal de la OMS.

Este déficit de financiación desvanecería la capacidad de la OMS para responder a las emergencias mundiales, como la actual, al reducir los recursos para proporcionar vacunas y rastrear los brotes. Un presupuesto reducido podría poner en peligro el Solidarity Trial, un esfuerzo de investigación internacional que la OMS lanzó para encontrar tratamientos para el COVID-19, así como el trabajo de la agencia para equipar a sus miembros con los suministros médicos vitales. También devastaría las numerosas campañas de salud pública que lleva a cabo la OMS, desde la lucha contra la tuberculosis hasta la promoción de la salud infantil.

Kachur también señala que la mayor parte del dinero que Estados Unidos le da a la OMS proviene de las contribuciones voluntarias, que los donantes pueden destinar a programas específicos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, donde Kachur pasó la mayor parte de su carrera, realizan importantes contribuciones voluntarias a la OMS en nombre del gobierno de los Estados Unidos para los esfuerzos que incluyen la erradicación de la poliomielitis, la vigilancia de la gripe y el desarrollo de vacunas, contribuciones que cesarían a menos que el Congreso intervenga para protegerlos. "Estados Unidos ha controlado mucho lo que la OMS prioriza a través de sus contribuciones [voluntarias]", dice Kuchar. "Y así, al retirarse de la OMS, los programas más afectados son los que más le importan a los Estados Unidos".

Su retiro también significaría cortar el acceso al sistema global de la OMS para compartir los datos y las investigaciones de las vacunas durante una pandemia, y eso hace al mundo más vulnerable a futuras pandemias. "Perderíamos un vínculo muy importante con nuestra comprensión de dónde están surgiendo las amenazas para la salud", dice Kachur. Señala que la OMS ya no podría confiar en la experiencia de los científicos estadounidenses que actualmente asesoran a la organización y Estados Unidos también perdería parte de su capacidad para influir en las normas y en las prácticas científicas en todo el mundo.

En última instancia, la comunidad internacional perdería exactamente lo que buscaba al colaborar en primer lugar: la capacidad de establecer estándares sobre la mejor manera de avanzar en las crisis de la salud pública. "Eso es especialmente importante en un momento como la pandemia actual, donde hay mucha información emergiendo rápidamente", dice Kachur. "Se necesita tiempo, experiencia y comunicación en todos los países para reunir esa información y darle un sentido confiable rápidamente".

Por Amy Mckeever para National Geographic.-

EE.UU. estados unidos oms

Artículos Relacionados

Teclas de acceso