Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$906,0 / $946,0

Nacionales
Nacionales

Apuestas online: alertas y peligros de una problemática social incipiente

Las clínicas especializadas en tratar a los ludópatas crecieron un 35 por ciento. Y lo que más alerta a las autoridades sanitarias es la gran cantidad de jóvenes que día a día se convierten en jugadores virtuales.

Mientras en la Argentina viven un apogeo nunca antes visto, las apuestas online siguen encendiendo alarmas de alerta en todas partes del mundo. A caballo de una importante inversión las apuestas en línea vienen creciendo a pasos agigantados en el país. Una gran cantidad de equipos de fútbol lucen publicidades de casas de apuestas en sus camisetas (entre ellos Boca, River y Racing solo por nombrar algunos); ni que hablar de la gran presencia mediática, principalmente en cadenas televisivas dedicadas al deporte, por estos factores, entre otros, comienza a aumentar la cantidad de gente que apuesta en eventos deportivos en el país y comienza a vivir con el fantasma de la ludopatía.


Los signos de alerta están por todas partes, muchos países del mundo que pasaron por un proceso similar al que vive hoy la Argentina ahora están viendo el lado más oscuro de una actividad que al principio ilusiona a todos: a las instituciones y al Estado nacional con grandes ingresos y a la gente de a pie con diversión y posibles ganancias. Pero al final del camino son solo ilusiones. A la larga ni la sociedad ni las instituciones salen verdaderamente beneficiadas con el incremento exponencial de las apuestas en línea.


Para ver el futuro alcanza con mirar alrededor. Hoy en día, en países de Europa y otras latitudes donde las apuestas en línea ya llevan un camino recorrido, se comienzan a ver los problemas de una industria muy difícil de controlar una vez que creció más de la cuenta. Esta misma semana el gobierno inglés anunció, a través de la cartera de Sanidad, que se vio obligado a duplicar las clínicas de recuperación para ludópatas, para intentar dar respuesta y contener el drama social que viven muchos de sus ciudadanos. Acá aún estamos a tiempo de que no se convierta en una problemática social, pero para eso tendría que existir una voluntad política que aún parece distraída con los espejitos de colores que le traen desde Europa. Las casas de apuestas se encuentran en retirada en el viejo continente, al menos desde el marco regulatorio, y vienen a hacerse la América por estos lados.


Otro ejemplo claro del futuro que nos espera es lo que sucede en Australia donde un comité parlamentario pide la prohibición gradual de los anuncios de apuestas online para frenar el juego problemático. Un comité parlamentario australiano instó al gobierno federal a prohibir de forma progresiva la publicidad de apuestas online durante eventos deportivos dentro de un plazo de tres años, en el contexto de lo que se ha descrito como una crisis que amenaza la salud financiera y mental de los australianos.


El comité, presidido por la parlamentaria laborista Peta Murphy, publicó los resultados de una investigación sobre el daño que representan los juegos de azar online. Hizo 31 recomendaciones sobre cómo se debe regular la industria y cómo se debe apoyar a quienes sufren de adicción al juego.


En España, a pesar de que su liga de fútbol prohibió las apuestas en territorio español, las cosas no están mucho mejor. La regulación y consiguiente disminución de anuncios de casas de apuestas en línea en medios de comunicación tampoco sirvió para mejorar demasiado las cosas.


Luego de algunas regulaciones la inversión de publicitaria de las apuestas online en España disminuyó un 35 por ciento. A pesar de eso, aseguran que aumentó la cantidad de jugadores. Los últimos datos indican que hubo 1.590.000 jugadores en el país europeo, lo que representa un crecimiento interanual del ocho por ciento. De hecho este combo de menor inversión publicitaria y mayor cantidad de jugadores ha mejorado los ingresos netos de las casas de apuestas en un 18 por ciento. Esto demuestra que una vez que se le dio vida al monstruo, es muy difícil de matar.


Una demostración de lo difícil que es cerrar la puerta una vez que esta fue abierta sucede en el Reino Unido donde piden que el gobierno intervenga antes los nuevos contratos de patrocinio con casas de apuestas en la Premier League, a pesar de estar prohibidos por ley este tipo de sponsors en clubes de fútbol. Prohibición que impusieron una vez que vieron que las cosas se estaban yendo de las manos.

La Ludopatía, el mayor riesgo de todos
Entre todos los riegos que conlleva la industria de las apuestas y los casinos en línea, el mayor de todos es la ludopatía. Los expertos en el tema coinciden en que la pandemia y la accesibilidad a la tecnología y a los celulares, han generado la tormenta perfecta.


Lo que más preocupa a los especialistas es que ahora la edad de los apostaderos, debido principalmente la facilidad y la privacidad que otorgan las nuevas tecnologías, ha descendido notoriamente. Antes, la problemática de la ludopatía era asociada a gente adulta, ahora está cada vez más emparentada con los jóvenes.


Según los últimos estudios al respecto, el pico etario de apuestas se da entre los 18 y 30 años, esto representa un descenso abrupto con respecto a lo que sucedida antes de la explosión de las apuestas en línea. El inconveniente extra que presenta esta entrada en la juventud es que aumentan los riesgos de que los usuarios se conviertan en jugadores patológicos. La cuenta es simple, la ludopatía comienza con los hábitos, y mientras de más joven se naturalicen esos hábitos, más aumentan los riesgos de que las personas se conviertan en jugadores patológicos en el futuro.

El fútbol, la gran puerta de entrada
No es casual la presencia abrumadora de las casas de apuestas en el fútbol. En este deporte se concentra el público objetivo de las casas de apuestas online. Además el más popular de los deportes le otorga a esta industria el manto de legitimación que la misma necesita. El mapa en el fútbol argentino es completo. Boca en el pecho de la camiseta y Racing en la parte superior de la espalda, arriba del número (Betsson). River en el frente y Lanús en la parte inferior de la espalda (Codere). Newell’s, Rosario Central (City Center), Vélez y Estudiantes de La Plata (bplay) también en el pecho. Ocho de los 28 clubes de la Liga Profesional –también patrocinada por bplay– ya tienen publicidad de las casas de apuestas en las camisetas (el 28 por ciento).

Y el número sigue aumentando si se tienen en cuenta todos los sponsoreos que tiene firmados la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) con distintas casas de apuestas online. La Liga Profesional de Fútbol tiene como a bplay como su casa de apuestas oficial, la selección argentina tiene a BetWarrior, al igual que el torneo de la segunda división del fútbol argentino, la Copa Argentina cuenta con Betsson. Todas oficiales, todas legitimadas y vinculadas a la popularidad y aceptación social que otorga el fútbol en este país, la mejor puerta de entrada.

Con el juego online legalizado a fines de 2021 en la ciudad y la provincia de Buenos Aires, la AFA –el fútbol argentino– no hizo más que recibir con los brazos abiertos a los dineros ávidos de la publicidad de las casas de apuestas, prohibida en las principales ligas de Europa –la última, la Premier League– por su correspondencia: el arreglo de partidos y la ludopatía, en especial entre los jóvenes. Las publicidades de Boca y River exponen hasta las necesidades de los grandes de la Argentina. Y más: una época de la industria del fútbol.

Quién es quién en el mundo de las apuestas online deportivas
El negocio de las apuestas deportivas cada vez crece más y se hace más visible para el público en general. A fuerza de publicidad las casas de apuestas y las apuestas deportivas en si se van legitimando entre los fanáticos.

Hoy en día es imposible ver un partido del fútbol argentino sin un relator o comentarista aconsejando al televidente que “demuestre” lo que sabe apostando en línea. Pero todo ese negocio tiene sus jugadores principales y acá te contamos cuales son. Por ley deben ser un socio nacional con un socio extranjero, los socios nacionales son los de siempre, los que ya dominan el sector del juego hace años.

Los gobiernos porteño y bonaerense acordaron otorgarles una licencia por 15 años para operar en sus territorios a multinacionales que debían asociarse con operadores locales. BetWarrior (BinBaires e Intralot), Bplay (Boldt y 888), William Hill (Bingo Moreno y William Hill), Bet365 (Bingo Berazategui y Bet365) y PokerStars (Atlántica de Juegos y Stars Interactive Limited) fueron las primeras en una lista que promete estirarse: hoy ya hay más de 150 casas registradas para la actividad, aunque no todas están activas.

Fuente: Noticias Argentinas
ludopatia futbol APUESTAS ONLINE

Artículos Relacionados

Teclas de acceso