Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$852,0 / $892,0

Nacionales
Nacionales

Qué les preocupa a los argentinos del cambio climático según la generación a la que pertenecen

La organización ambientalista Greenpeace realizó una encuesta en el Área Metropolitana de Buenos Aires que indagó sobre la inquietud ante los problemas ambientales

La organización ambientalista Greenpeace difundió una encuesta de opinión pública realizada en el Área Metropolitana de Buenos Aires (c) que echa luz sobre un gran interrogante en materia ambiental: ¿cuánto nos preocupa el cambio climático?

“Ante los récords que se registran por las temperaturas elevadas en verano, las sequías extremas que afectan a gran parte del país, los incendios de bosques, humedales y pastizales y las inundaciones, nos interesaba conocer qué piensa la gente sobre el cambio climático y sobre cómo afecta a nuestro país, así como también su percepción sobre una de las industrias más contaminantes, los combustibles fósiles”, explica Luisina Vueso, coordinadora de la campaña de océanos de Greenpeace.

El relevamiento, que se realizó durante el último trimestre del 2022, reveló que el 71 por ciento de los encuestados considera que el cambio climático es un problema actual. Mientras que el 90 por ciento considera que la Argentina está muy (42 por ciento) o algo (48 por ciento) afectada por la crisis climática, al 86 por ciento le preocupa mucho (58 por ciento) o algo (28 por ciento) el cambio climático.

El documento, que fue realizado en base a 1247 encuestas efectivas, contó con la participación de personas que representan a la generación llamada Baby Boomers (personas nacidas entre 1945 y 1964); la Generación X (nacidos entre 1965 y 1981), los Millennials (entre 1981 y 1996) y personas de la Generación Z (nacidos a partir de 1997 en adelante).

Cuando se preguntó “¿qué es para vos el cambio climático?”, los encuestados respondieron entre las primeras menciones: la actividad del ser humano (15 por ciento), cambios del clima (14 por ciento), destrucción, alteración del medio ambiente, planeta, naturaleza (14 por ciento), contaminación, emisión de gases (13 por ciento), cuestiones de desorden climáticas extremas, sequías, inundaciones, tormentas (9 por ciento). Cabe destacar que esta fue una pregunta con opción de respuesta múltiple.

Sobre las principales causas del cambio climático, las tres primeras respuestas fueron la deforestación y tala de bosques (77 por ciento), el exceso de basura generada por el hombre (60 por ciento) y el uso de las energías de origen fósil (49 por ciento). ¿Qué respondieron según cada generación? Quienes más condenan la deforestación son la Generación X (81 por ciento) y los Baby Boomers (84 por ciento). Por otro lado, también son los Baby Boomers los que más asocian el uso de las energías fósiles al cambio climático (55 por ciento).


Los peores efectos

Entre las consecuencias más graves del cambio climático las opciones más elegidas por los encuestados (con posibilidad de respuesta múltiple) fueron: pérdida de biodiversidad (46 por ciento), deshielo de los polos (45 por ciento), calores extremos (41 por ciento), sequías (40 por ciento) y disminución de reservas de agua potable (40 por ciento). Quienes pertenecen a la Generación Z y los Millennials fueron los que más se preocuparon por la pérdida de biodiversidad (52 por ciento), mientras los Baby Boomers ven con preocupación el deshielo de los polos (55 por ciento).

Por otro lado, la encuesta reveló opiniones sobre la industria de los combustibles fósiles y su relación con el cambio climático. Se les preguntó qué es lo primero que piensan en relación con la actividad de exploración y extracción de petróleo y gas, y las más votadas fueron: destruye el medioambiente del lugar (59 por ciento), es peligrosa por potenciales derrames (54 por ciento) y altera la flora y fauna del lugar (52 por ciento). Esta pregunta también brindó la opción de respuesta múltiple.

Cuando se les preguntó sobre el daño que ocasionan las empresas que se dedican a la extracción de petróleo y gas, el 57 por ciento de los entrevistados consideraron que generan mucho daño al medio ambiente.

En referencia a lo que harían con la producción de petróleo, los participantes de la investigación aseguraron en un 49 por ciento que reduciría los niveles actuales de producción y aumentaría el de energías limpias, mientras que un 18 por ciento directamente prohibiría la producción de petróleo para reemplazarlos por energías limpias.

Sobre los proyectos de exploración y explotación offshore en el Mar Argentino, el 57 por ciento de los encuestados se mostró algo o muy en desacuerdo con la realización de esta actividad, que se concretaría a unos 300 kilómetros de la costa a la altura de Mar del Plata.

“Justamente, en nuestro país se ha habilitado la expansión de la industria hidrocarburífera en el mar. Algo que desde Greenpeace rechazamos rotundamente por sus impactos climáticos y en la biodiversidad que transita por el Mar Argentino y por los potenciales derrames que podría ocasionar la actividad. En esta encuesta se demuestra el rechazo de la actividad, donde casi el 60 por ciento los entrevistados expresaron su desacuerdo”, destaca la coordinadora de Greenpeace.


Conclusiones y acciones

El estudio de opinión pública fue realizado por la consultora Marketing y Estadística SRL, encargado por Greenpeace Argentina. Se realizó online, en una multiplataforma de redes sociales y el universo analizado fueron usuarios de internet mayores de 18 años residentes del Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba). Se utilizaron para el análisis 1247 encuestas efectivas. El trabajo de campo se llevó a cabo entre septiembre y octubre de 2022.

“La ciudadanía encuestada claramente identifica al cambio climático como un problema actual, que ya genera impactos graves sobre nuestros ecosistemas y amenaza el bienestar de las personas y las futuras generaciones. A su vez, la deforestación y las energías basadas en combustibles fósiles están dentro de las principales causas identificadas. También, se destaca que hay una preocupación en torno a los impactos del cambio climático y que se lo asocia a la pérdida de biodiversidad, las temperaturas extremas y al deshielo de polos como parte de esta crisis, ocasionada por la acción del hombre”, resume Vueso.

Según la especialista de Greenpeace, la percepción ciudadana coincide con lo que vienen alertando los científicos alrededor del mundo en relación con la emergencia climática. Ella resalta que el aumento de la deforestación y la continua promoción de combustibles fósiles, incluyendo nuevas fronteras hidrocarburíferas, no van en línea con las medidas necesarias de mitigación y adaptación al cambio climático. “La escasa acción estatal y la continua promoción de la industria de combustibles fósiles a nivel nacional no hacen más que profundizar los impactos directos e indirectos del cambio climático en nuestro país”, advierte la coordinadora de la campaña de océanos.

Por último Vueso observa una “luz” en medio del alarmante panorama actual del medioambiente: “En los últimos años, vimos cómo una juventud sumamente comprometida y las organizaciones civiles han impulsado la proliferación de huelgas climáticas en todo el globo, para demandar justicia climática”.

Fuente: La Nación

buenos aires cambio climático Capital Federal

Artículos Relacionados

Teclas de acceso