Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$817,5 / $857,5

Política
Política

Docentes universitarios denuncian presión en medio de la pandemia

Luego de la preocupación manifestada por la Asociación Gremial de Docentes (AGD) UBA ante el comienzo de las clases a distancia, la gestión de la facultad de Ciencias Exactas decidió de manera inconsulta acelerar y proseguir con la implementación improvisada del comienzo del cuatrimestre con dicha modalidad, denunciaron a AIM desde el sindicato, quienes explicaron que existen asignaturas que no pueden dictarse de ese modo.

Docentes universitarios denuncian presión en medio de la pandemia
Docentes universitarios denuncian presión en medio de la pandemia

Asimismo, según pudo saber AIM, la facultad suprimió las inscripciones a las materias y abrió una nueva inscripción para aquellas que serían dictadas a distancia. Implícitamente, dejó en claro que aquellas asignaturas cuyos docentes consideraron que no podían dictarse a distancia, quedarían canceladas.

Mientras tanto, públicamente, el silencio de las autoridades y la ausencia del consejo directivo para organizar mínimamente este intento de comienzo de cuatrimestre, profundizó el caos hacia el interior de los departamentos y las materias, y favoreció que se ejerciera presión sobre los/as docentes para que pongan en marcha materias que no cuentan con las más mínimas condiciones de ser dictadas.

La decisión del inicio del cuatrimestre a distancia ha traído una serie de problemas, por ejemplo:


  1. Cómo se van a implementar las clases prácticas y laboratorios

  2. La eventual postergación de laboratorios para el segundo cuatrimestre

  3. El formato de la modalidad a distancia: videoconferencias, videos grabados, materiales de lectura, etc.


Ante esta problemática que, “como oportunamente denunciamos, recaerá sobre la espalda de las/los docentes, han tenido lugar una serie de presiones que no podemos dejar de lado”, advirtieron a AIM desde el gremio.

“Algunos docentes optaron por no ofrecer sus materias en la modalidad a distancia pues consideraron que una parte sustantiva de las mismas consistían en instancias prácticas. Estos docentes están siendo instados por las autoridades de los departamentos o mediante cartas a Consejos Departamentales de representantes estudiantiles para que revieran su resolución y reconsideraran dictar las materias cómo se pudiera, por ejemplo, comenzando con las instancias teóricas a distancia, postergando las prácticas para el futuro cuando se retomara la modalidad presencial (si es que esto ocurriera en el corto plazo) o sacando contenidos prácticos de sus materias”, agregaron a esta Agencia.

Por otro lado, autoridades departamentales “están presionando a los docentes que se encuentran de licencia actualmente o no deben dar clases durante el primer cuatrimestre, a que cumplan doble carga horaria durante el segundo cuatrimestre. ¿Para qué? Para poder llevar a cabo la postergación programada de laboratorios de las materias. Esta presión que están sufriendo los docentes que se encuentran actualmente de licencia implica un avasallamiento de los derechos laborales más elementales”.

En la misma sintonía, “los docentes están sufriendo presiones para que adapten la modalidad de sus clases. En algunos casos, se resolvió que las clases debían ser organizadas necesariamente por Zoom para que la clase fuera lo más parecida posible a la clase presencial”.

Esto generó controversia entre algunos docentes que plantearon que en las condiciones en que se encontraban no podían garantizar una clase magistral de dos a cuatro horas mediante Zoom, pero que podían contribuir cargando presentaciones o grabando videos para subir a alguna aula virtual. Estas docentes recibieron una negativa tajante como respuesta: las clases debían ser dictadas por Zoom para emular las clases presenciales, ignorando la imposibilidad didáctica, física, emocional o psicológica de muchos docentes de realizarlas desde sus casas en la actual coyuntura.

El esfuerzo que hicimos y hacemos los docentes

“Estas presiones que estamos sufriendo low docentes se montan sobre el silencio absoluto de las autoridades de la facultad y sobre un intento de poner a los estudiantes en contra de los docentes. El silencio de las autoridades y la desaparición del consejo directivo favorecen una desorganización funcional a que se expresen al máximo las distintas presiones sobre la docencia que describimos y a que se haga responsable a docentes de garantizar este funcionamiento anómalo de las materias”, ratificaron desde el sindicato.

En esta campaña, “las autoridades se han valido de representantes estudiantiles -que en muchos casos forman parte del oficialismo- para ejercer presión (de manera más velada o más directa) sobre los docentes a través de comunicados y notas a distintos consejos departamentales. Rechazamos este tipo de presiones y amedrentamientos.  Tenemos precedentes en esta materia, como la presión que ejerce la Franja Morada en la Facultad de Psicología contra docentes que han decidido no dar sus materias este cuatrimestre”, agregaron.

“El intento de colocar a los estudiantes contra los docentes se monta sobre la preocupación genuina de muchos estudiantes acerca de si podrán cursar o no las materias o si comenzará o no el cuatrimestre. Así, solicitan a los y las docentes que hagan un “esfuerzo” para garantizar el dictado de las materias a como dé lugar. Esto va acompañado de la instalación de la idea que los docentes bloqueamos el comienzo de las clases a distancia, porque sencillamente no queremos adaptarnos a las nuevas tecnologías o no tenemos la voluntad de realizar tareas que no impliquen presencialidad. Subyacentemente se está fomentando la idea que aquellas voces críticas en realidad son vagos/as que solo buscan hacer fracasar el comienzo de las clases”, indicaron desde la comunidad docente a AIM.

El abordaje de la pandemia requiere seriedad no precarización

Los docentes de la Facultad de Ciencias Exactas, de la UBA, “no fuimos consultados acerca de ninguna de estas medidas tomadas; fuimos incorporados en este esquema de improvisación sin mediar debate alguno. En algunas unidades académicas, se han formado comités de crisis para abordar las problemáticas que implica esta situación que incluyen al gremio docente”.

“Reiteramos que no se trata de un contexto de normalidad, sino que nuestra vida social y laboral fue profundamente afectada durante el aislamiento, y probablemente continúe de manera anómala con posterioridad al mismo. La pandemia puso en crisis a toda la sociedad, nuestras formas de relacionarnos, de producción, y también de enseñanza y de aprendizaje. En este contexto sostener un esquema improvisado de comienzo del primer cuatrimestre es cada vez más inverosímil”, subrayaron.

“Rechazamos este simulacro de normalidad, el ataque sobre los derechos laborales docentes y exigimos se detenga la presión sobre los y las docentes para obligarlos a participar de esta farsa educativa. Es a las gestiones de turno que corresponde elevar el reclamo para que la actual pandemia no afecte el actual o futuro acceso laboral de los estudiantes. Es tarea de la más amplia unión docente-estudiantil romper el corporativismo y alcanzar los mayores niveles de solidaridad entre sectores para que la crisis no se descargue en forma de mayores niveles de precarización o explotación laboral ni sobre docentes ni sobre estudiantes”, concluyeron desde el gremio de la UBA a AIM.

clases virtuales docentes materias UBA

Artículos Relacionados

Teclas de acceso