Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$871,5 / $911,5

Política
Política

Repudian la usura de la deuda nacional y piden juicio al gobierno provincial

Agrupaciones ecológicas, sindicales y políticas, y centros de estudio de Entre Ríos firmaron un documento que repudia “la estafa de los usureros” en relación con la deuda del Estado nacional, a la que calificaron de “impagable, fraudulenta, ilegítima y odiosa”. El texto, concentrado en los problemas de la dependencia del capital financiero internacional y nacional, llama a iniciar un “juicio público” contra el gobierno provincial, por incumplir la Constitución en materia de servicio financiero.

Repudian “la estafa de los usureros” en relación con la deuda del Estado nacional, a la que calificaron de “impagable, fraudulenta, ilegítima y odiosa”.
Repudian “la estafa de los usureros” en relación con la deuda del Estado nacional, a la que calificaron de “impagable, fraudulenta, ilegítima y odiosa”.

La declaración titulada “Repudiamos la estafa de los usureros. La deuda es con el pueblo y la Pachamama” (madre tierra en armonía), señala la necesidad de combatir “el imperialismo y el colonialismo en todas sus manifestaciones”. Está firmada por el centro de estudios Junta Abya yala por los Pueblos Libres (Japl); el Programa de Extensión Por una nueva economía, humana y sustentable (carrera de Comunicación Social de la Uner); el Colectivo de Trabajadores por la ventana; el Colectivo Cimarrón de Trabajadores de la Educación; la Agrupación Violeta y Verde de ATE, el Grupo de Reflexión Ambiental Mingaché, el Movimiento Socialista de los Trabajadores –MST-, y militantes de organizaciones populares de comunicación de Paraná.

Suspensión del pago

Luego de enumerar la situación de pobreza, desocupación, salarios empobrecidos, “suelos erosionados, montes talados, aguas contaminadas, semillas secuestradas”, las organizaciones afirman que en este estado de cosas: “no hay nada que negociar con el FMI y nada tiene que hacer la usura en nuestro país. Ningún gobierno debe renunciar a la soberanía nacional aceptando estas intromisiones”, insiste el documento, que concluye con esas consignas: “Repudio al FMI y sus políticas de ajuste y depredación. Repudio a los constantes aplazamientos de la solución que hipotecan el futuro. Suspensión de todo pago hasta que se investigue origen y destino de la deuda. No al pago de deuda fraudulenta, ilegítima y odiosa. No a los privilegios de cualquier orden. No a la corrupción. No al imperialismo y al colonialismo, en cualquiera de sus manifestaciones. Sí a la independencia y la soberanía particular de los pueblos”, en clara alusión a las consignas federales artiguistas, cuando se cumplen 200 años de la derrota de la revolución federal encabezada por José Artigas, con su destierro.

La declaración llama a “aunar esfuerzos y apuntalar la lucha nacional en repudio al FMI, sus socios, y sus políticas de ajuste. Debemos suspender –dice- todo pago a los acreedores, investigar la legitimidad y legalidad de la deuda (con amplia participación popular), y rechazar el pago de cualquier deuda fraudulenta, ilegítima y odiosa”.

Aceptar el pago implicará, dice el texto, “aplicar las repudiables políticas de ajuste, que incluyen desde el Estado  achicar inversiones esenciales (en jubilados, salud, educación, etc), subir impuestos regresivos (a los que menos tienen y menos ganan), destruir lo poco que queda de las autonomías provinciales y seguir atacando a la biodiversidad”.

Luego agrega un párrafo especial sobre nuestra provincia y la gobernación de Gustavo Bordet: “En Entre Ríos, particularmente, llamamos a organizarnos para iniciar un juicio público al gobierno de turno por incumplir la Constitución al extender la concesión del servicio financiero al capital privado y negarse a crear la banca pública como manda la ley”.

“La deuda es un modo de saqueo y dominación utilizado por el poder internacional con sus cómplices internos para someter a los pueblos y permitir el robo sistemático de sus riquezas. Sólo ha acarreado enormes sacrificios para las mayorías, y enormes beneficios para banqueros, intermediarios, especuladores y cómplices. Es la herramienta que busca asegurar nuestra eterna dependencia, sin perspectiva de futuro para la sociedad argentina”, expresan los manifestantes. “Reconocemos, sí, nuestra deuda con la Pachamama, con los saberes de nuestros pueblos que jamás permitirían hipotecar nuestras riquezas y la salud de nuestros nietos al servicio de la usura y de los privilegios. Reconocemos nuestra deuda con las víctimas humanas del sistema opresor que se expresan en desarraigo, destierro, hambre, manipulación, hacinamiento, violencia y muerte”.

“La prioridad de cualquier política debe ser la urgente mejora de la situación social, y la canalización del trabajo de los argentinos y de la riqueza de nuestros bienes comunes hacia la recuperación y construcción de una nueva economía, humana y sustentable, base material de una sociedad más equitativa y solidaria que procure el vivir bien y buen convivir, en armonía con la naturaleza”.

Las organizaciones firmantes están integradas por artistas, historiadores, economistas, docentes, periodistas, militantes sociales, sindicalistas, políticos, cooperativistas y dirigentes ecologistas de la provincia de Entre Ríos.

El siguiente es el texto completo del documento difundido por diversos medios.

Repudiamos la estafa de los usureros – La deuda es con el pueblo y la Pachamama

Denunciamos las políticas que aceptan la sumisión a los pretendidos acreedores, para garantizar el pago de una deuda impagable, fraudulenta, ilegítima y odiosa, que tendrá como contrapartida agravar los grandes problemas económicos y sociales, y destruir la naturaleza.

La deuda es un modo de saqueo y dominación utilizado por el poder internacional con sus cómplices internos para someter a los pueblos y permitir el robo sistemático de sus riquezas. Sólo ha acarreado enormes sacrificios para las mayorías, y enormes beneficios para banqueros, intermediarios, especuladores y cómplices. Es la herramienta que busca asegurar nuestra eterna dependencia, sin perspectiva de futuro para la sociedad argentina.

Reconocemos, sí, nuestra deuda con la Pachamama, con los saberes de nuestros pueblos que jamás permitirían hipotecar nuestras riquezas y la salud de nuestros nietos al servicio de la usura y de los privilegios. Reconocemos nuestra deuda con las víctimas humanas del sistema opresor que se expresan en desarraigo, destierro, hambre, manipulación, hacinamiento, violencia y muerte.

Hoy se plantea como prioridad de las políticas nacionales y provinciales garantizarles a

los acreedores la ‘sustentabilidad de la deuda’, otorgando ilegalmente superpoderes al

Ejecutivo Nacional de facultades que por ley son exclusivas del Congreso (y por legitimidad, del pueblo). En representación de la usura internacional viene el Fondo Monetario a imponer el rumbo de nuestra economía para cumplir con el pago de esa gigantesca estafa. Nada más deshonroso.

Aceptarlo implicará aplicar las repudiables políticas de ajuste, que incluyen desde el Estado  achicar inversiones esenciales (en jubilados, salud, educación, etc), subir impuestos regresivos (a los que menos tienen y menos ganan), destruir lo poco que queda de las autonomías provinciales y seguir atacando a la biodiversidad. Para toda la sociedad, significará apretar el cinturón con reformas laborales y previsionales que bajen los ingresos de trabajadores, jubilados y población en general, para que haya menos consumo interno (menos importaciones y más saldos exportables), con el propósito de juntar más dólares para pagar tributo al imperio. El saqueo de las riquezas que les corresponden legítimamente a las provincias, para abultar ese pago fraudulento, tendrá consecuencias negativas sobre los servicios esenciales que brindan los estados provinciales, y sobre los ingresos de sus trabajadores y jubilados.

Con un tercio de la población en la pobreza y más de la mitad de los menores en esa situación, con una desocupación que supera los dos dígitos, con salarios y jubilaciones por debajo de la canasta básica, con suelos erosionados, montes talados, aguas contaminadas y semillas secuestradas, no hay nada que negociar con el FMI y nada tiene que hacer la usura en nuestro país. Ningún gobierno debe renunciar a la soberanía nacional aceptando estas intromisiones, ni debe aceptar que seamos juzgados por jueces y legislación extranjera, que actúan siempre a medida de los usureros.

Por ese motivo, hacemos un llamado a las organizaciones populares entrerrianas y argentinas a aunar esfuerzos y apuntalar la lucha nacional en repudio al FMI, sus socios, y sus políticas de ajuste. Debemos suspender todo pago a los acreedores, investigar la legitimidad y legalidad de la deuda (con amplia participación popular), y rechazar el pago de cualquier deuda fraudulenta, ilegítima y odiosa.

En Entre Ríos, particularmente, llamamos a organizarnos para iniciar un juicio público al gobierno de turno por incumplir la Constitución al extender la concesión del servicio financiero al capital privado y negarse a crear la banca pública como manda la ley.

La prioridad de cualquier política debe ser la urgente mejora de la situación social, y la canalización del trabajo de los argentinos y de la riqueza de nuestros bienes comunes hacia la recuperación y construcción de una nueva economía, humana y sustentable, base material de una sociedad más equitativa y solidaria que procure el vivir bien y buen convivir, en armonía con la naturaleza.

Repudio al FMI y sus políticas de ajuste y depredación. Repudio a los constantes aplazamientos de la solución que hipotecan el futuro.

Suspensión de todo pago hasta que se investigue origen y destino de la deuda.

No al pago de deuda fraudulenta, ilegítima y odiosa.

No a los privilegios de cualquier orden. No a la corrupción.

No al imperialismo y al colonialismo, en cualquiera de sus manifestaciones.

Sí a la independencia y la soberanía particular de los pueblos.

Paraná, 12 de febrero de 2020

Firman el documento el centro de estudios Junta Abya yala por los Pueblos Libres (Japl); el Programa de Extensión Por una nueva economía, humana y sustentable (carrera de Comunicación Social de la Uner); el Colectivo de Trabajadores por la ventana; el Colectivo Cimarrón de Trabajadores de la Educación; la Agrupación Violeta y Verde de ATE, el Grupo de Reflexión Ambiental Mingaché, el Movimiento Socialista de los Trabajadores –MST-, y militantes de organizaciones populares de comunicación de Paraná.

capital financiero deuda externa Gobierno Provincial juicio suspension del pago

Artículos Relacionados

Teclas de acceso