Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$844,5 / $884,5

Política
Política

Universitarios se aprontan para un año de lucha 

Docentes universitarios y preuniversitarios discuten “el no inicio de clases, porque están dadas las condiciones para debatir en paritarias un aumento que realmente responda a las necesidades de los trabajadores y financie las obras sociales y las jubilaciones”, afirmó a AIM la secretaria general del Sindicato de Trabajadores de la Docencia Universitaria (Sitradu), Sofía Cáceres Sforza.


De cara al Congreso de la Federación Nacional de Docentes, Investigadores y Creadores Universitarios Histórica (Conaduh), las organizaciones de base “debaten el no inicio de clases, para exigir una recomposición salarial que responda a las necesidades de los docentes universitarios y preuniversitarios”, contó a esta Agencia Cáceres Sforza, quien indicó: “Si la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) logró sin plan de acción un aumento del 40 por ciento, se podrá arrancar a la patronal mucho llevando un plan de lucha, donde se blanqueen las compensaciones y sumas que no van al básico, para dejar de desfinanciar obras sociales y jubilaciones”.

En ese sentido, la secretaria general de Sitradu, indicó que el gremio entrerriano que nuclea a gran parte de la docencia de la Universidad Nacional de Entre Ríos (Uner) “organiza reuniones en las facultades, donde se está planteando el no inicio de las clases por el terrible atraso salarial que tiene la docencia universitaria y preuniversitaria”.
Al respecto, detalló que el claustro tiene aún la paritaria 2022 sin cerrar: “Todavía hay que actualizar un porcentaje a marzo de 2022 y a eso se suma que no hay convocatoria y falta iniciar la discusión del 2023”.

En ese escenario exigen “una recomposición salarial, ya que los docentes universitarios venimos perdiendo (entre la inflación y los acuerdos a la baja) un salario por año; la realidad es que el sueldo está muy deteriorado con trabajadores híper calificados y con una universidad pública cada vez más desfinanciada a partir de las directivas del Fondo Monetario Internacional (FMI) que cumple este gobierno”.

Además, la politóloga recordó que el ministro de Economía de la Nación, Sergio Massa, y su par de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Raquel Kelly Olmos, “adelantaron que habrá un tope para las paritarias del 60 por ciento”, porcentaje que evaluó “será insuficiente, porque ya la inflación de enero fue del seis por ciento y la de febrero estará entre el cinco y el siete por ciento, es decir, se visualiza un año con mucha inflación, por lo que ese porcentaje que se anunció no alcanzará a nadie, a lo que se suma el salario deteriorado”. A este problema, se suma la ‘garantía salarial docente’, dijo Cáceres Sforza, “que es un sueldo que no va al básico y, por lo tanto, perjudica el financiamiento de las obras sociales, las jubilaciones y distorsiona la escala salarial”.

En ese marco, contó que la situación sumada a la creciente precarización laboral “afecta a las obras sociales universitarias que están cada vez más desfinanciadas y en Entre Ríos se vive con un Directorio de la Osuner que lo nota e, incluso, propuso reuniones para ver cómo se trabaja, pero si nuestros salarios están por debajo de la canasta básica familiar los aportes no alcanzarán para el financiamiento de las obras sociales”.

paritarias universitarios Conaduh Sitradu cáceres sforza

Artículos Relacionados

Teclas de acceso