Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$147,2 / $155,2

Provinciales
Provinciales

Ambientalistas entrerrianos en alerta por una central nuclear en la región

Con el fantasma de la catástrofe de Chernóbil resucitado por el éxito de la serie televisiva, la Asamblea Ciudadana Ambiental Concepción del Uruguay emitió un comunicado donde expone sobre la peligrosidad de reactivar el proyecto de una nueva central nuclear en la zona de Zárate, en provincia de Buenos Aires. Lo hace en consonancia con una advertencia del Movimiento Antinuclear de la República Argentina (Mara), que rechaza la construcción de un nuevo complejo atómico, se explicó a AIM. [{adj:49838 alignright}]

“No fueron suficientes los desastres o catástrofes de Chernóbil en 1986 y Fukushima en 2011 para sobre exponer, en forma escandalosa, al mayor núcleo poblado de Argentina”, se preguntan desde la entidad ambiental uruguayense en un comunicado donde se cuestiona el visto bueno que el presidente Mauricio Macri habría efectuado a la construcción de una nueva central nuclear en la zona de Zárate, donde se encuentran los complejo atómicos Atucha I y II. “En Entre Ríos las organizaciones ambientales estamos adhiriendo (a la denuncia de Mara) porque nos preocupa, porque estamos en un radio de peligro, de 500 y 1.000 kilómetros de una central nuclear, como se tiene en cuenta cuando se produjo el accidente (en la central nuclear) de Chernóbil​”, contó a esta Agencia Daniel Ballester, integrante de la entidad de la costa del Uruguay.

El activista señalo que desde la organización ecologista sostienen los reclamos de Mara, en cuanto a: “1) estudio de impacto ambiental y 2) audiencia pública, de todas los pueblos y ciudades distantes entre 500 y mil kilómetros, que es el alcance real de la radio actividad en caso de desastre”, subrayó. “Se necesita una audiencia pública para saber si los vecinos están dispuestos a tener una central nuclear en su ciudad”, reiteró.

Respecto a la real dimensión sobre la problemática, Ballester señaló que el Movimiento Antinuclear está compuesto por profesionales que han estudiado la situación y que cuentan con información donde ven con recelo los acuerdos celebrados entre el gobierno nacional con China para la construcción de nuevos reactores nucleares para la “tercera Atucha”.

El activista insistió en la necesidad de promover las energías limpias, solar, eólica y  biogás, y dejar de lado las que ponen en peligro a las poblaciones cercanas a las centrales nucleares. Más aún teniendo en cuenta el peligro que entraña estratégicamente ante un “caso de atentado terrorista”, porque se expone como “un blanco fácil”, explico el ambientalista. “No corresponde las centrales nucleares en cercanías de centros urbanos”, reiteró.

Atucha Chernóbil energía nuclear

Artículos Relacionados

Teclas de acceso