Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$852,0 / $892,0

Provinciales
Provinciales

Lo que nadie dice de la Fiesta de Disfraces

Un día después de la finalización de la Fiesta de Disfraces, vecinos de Paraná siguen padeciendo las consecuencias de la actividad en la capital provincial, un evento que, según los organizadores, reunió a más de 50.000 personas en el predio ubicado en el Acceso Norte de la ciudad. Destrozos, suciedad, molestias a los habitantes del lugar con la música a niveles insostenibles, la suciedad y el acceso a sus propios hogares.

La Fiesta de Disfraces, una actividad que deja dinero en la ciudad, pero con tristes consecuencias.
La Fiesta de Disfraces, una actividad que deja dinero en la ciudad, pero con tristes consecuencias.

Ya no sólo se trata de la cuestión impositiva, de la cual la Fiesta está exenta, que molesta a quienes todos los días de su vida pagan tributos, sino lo que se vio antes y después del evento. Nadie discute que es una actividad que posiciona a la capital provincial no sólo en el país, sino también en países limítrofes, y que al comercio local le hace bien la llegada de miles de visitantes durante un fin de semana largo.  Se trata de los inconvenientes que suscita este evento para los miles de ciudadanos (la gran mayoría de los habitantes de la ciudad) que no participan de ella.

Fue lamentable observar ayer los destrozos y la suciedad en la zona del Rosedal y de la Costanera Baja, y en lugares aledaños al predio donde se desarrolló la Fiesta, donde se pudo apreciar canteros destruidos, y rosales y árboles quebrados. Si a eso hay que sumar la suciedad, el resultado es verdaderamente lamentable.

Cómo padecen los vecinos

Ya vecinos de la zona habían comenzado su derrotero por la Comisaria séptima una semana antes, preocupados por el pase que les permitiría acceder a sus domicilios. La respuesta fue siempre “aún no lo sabemos” y, aunque la solución llegó unos días antes de la mano de las comisiones vecinales, lo grave es que nadie tuvo en cuenta que, a quien le quepa la responsabilidad, existe una flagrante violación del artículo 11 de la Constitución Nacional, que garantiza el libre tránsito de los ciudadanos.

El domingo a la mañana, acceder por el Acceso Norte fue imposible; fue necesario ingresar por ejemplo, por la intersección de Don Bosco y Acceso, donde desde las primeras horas de la mañana del domingo se habían instalado decenas de carritos que expendían bebidas y alimentos sin contar con las habilitaciones pertinentes.

Como si eso fuera poco, la música a niveles insostenibles perturbó a los vecinos desde el viernes a la noche, cuando habían comenzado las pruebas de sonido, hasta el lunes pasadas las 8 de la mañana. Y luego, el corolario se dio con la cantidad de adultos y adolescentes que transitaban por las calles circundantes en estado de ebriedad.

Fiesta sí, pero con cambios

La Fiesta en si es importante, pero lo que deja -no solo en términos económicos-, es intolerable. La cuestión pasa por saber si los organizadores pueden lograr un evento donde todos se sientan parte, y que todos los vecinos de la ciudad disfruten de la Fiesta por lo que deja en la ciudad. La realidad es que falta mucho para que eso suceda. Ojalá lo consideren.

De la Redacción de AIM.

basura destrozos dinero Fiesta de Disfraces molestias musica suciedad

Artículos Relacionados

Teclas de acceso