Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$852,5 / $892,5

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

Enfado: ¿Para qué sirve esta emoción?

El enojo, la rabia y el enfado son términos iguales que expresan una misma sensación.

Enfado: ¿Qué es?

El enojo, la rabia y el enfado son términos iguales que expresan una misma sensación. El enfado es una emoción, que se puede presentar añadiendo malestar, no se trata precisamente de una emoción negativa, sino más bien una emoción que nos puede ayudar a establecer límites a otras personas y que llega para ponernos en alerta de alguna injusticia.

Este sentimiento de enfado es algo universal, lo importante es saber utilizar esta emoción de una manera beneficiosa que nos brinde el impulso necesario para establecer límites y decir basta. El enojo puede ser positivo, siempre y cuando se aproveche como un impulso y no como un freno, eso sí, tomando en consideración siempre que sea una medida justa.

Si logramos canalizar esa emoción tendremos una excelente capacidad de resiliencia, para lograr la adaptación a distintas situaciones y lograremos poner límites antes de que ciertas situaciones nos afecten más de lo debido.


¿Para qué sirve el enfado?

El enfado es un sentimiento o emoción con el cual muchas personas no se sienten en confort y tratan de evitarlo. Aun así, esto tiene relación con el hecho que el enfado y su manifestación son cosas distintas. El enfado nos brinda una información de lo que sentimos internamente en referencia a alguna situación que acontezca en ese instante, y este hecho nos causa inconformidad.

Normalmente, intentamos no expresar ni hacer caso a nuestro enfado, lo aguantamos, hasta que llega un día en el que no se puede más y explotamos, este estallido lo expresamos a través de palabras con tono fuerte, gritos, llegando en algunos casos a los insultos y los golpes. Hay situaciones en las que no expresamos nuestro enfado, pero no paramos de pensar en lo que nos han hecho y de lo que nos hace sentir.

En otros casos, se muestra el enfado de una forma agresiva, ya sea física o verbal. Se expresa de una forma asertiva, lo que nos hace sentir enfadados.

De pequeño podemos aprender a manifestar esta emoción de enfado por nuestros padres o personas con la que convivimos que son de importancia en nuestra vida. Si un niño crece en un hogar donde los padres gritan constantemente, el niño aprenderá que de esa manera va a demostrar su enfado, o, por otra parte, que intente recordar cómo le hacía sentir ese estallido de enfado que vivió y busque bloquear o evitar explotar de la misma manera.

Ahora bien, el enfado es una emoción que puede tener bastante importancia. Este nos informa de que un hecho puede ser injusto con nosotros y eso nos molesta, la situación sobrepasa un límite de tolerancia, y es la emoción del enfado como tal, que nos brindará ayuda para defendernos de la situación.


El enfado nos sirve para:

· Aprender a decir no, es decir que nos indica que hay que poner límites

· Diferenciar lo mío de los de otros.

· Defender y defendernos de otros.

· Reconocer lo que nos duele, admitir una herida para sanar.

· Aprender a poner y ponernos límites.

· Distinguir lo que necesito de lo que quiero.

Es fundamental aprender a vivir las emociones como una reacción biológica que nos va a hacer más sencillo el vivir, como portadores de mensajes e información que nos sirven para transitar ciertas situaciones y a tomar las mejores decisiones para nuestra vida.

Fuente: Psonríe.-

Enojo enfado inteligencia emocional

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso