Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$821,5 / $861,5

Caleidoscopio
Caleidoscopio

Las novedades de occidente

Las tropas británicas incendiaron la casa Casa Blanca de Washington el 24 de agosto de 1814, hace 207 años, y estuvieron a punto de matar al presidente James Madison, "padre de la constitución".

Luego las relaciones se tranquilizaron, salvo un periodo de intrigas durante la guerra civil, porque la industria inglesa del tejido necesitaba del algodón del Sur esclavista y no quería el triunfo del Norte.

Y otro cuando el presidente Franklin Roosevelt demoró la entrega de los buques de guerra que Churchill necesitaba para impedir una invasión alemana en la segunda guerra mundial.

Los buques llegaron, pero a cambio del desmantelamiento de la influencia inglesa en casi toda América y en otras partes del mundo, en síntesis de la ruina del ya decadente imperio británico.

La llegada de Joe Biden a la presidencia de los Estados Unidos fue presentada como un alivio tras el paso por la Casa Blanca de Donald Trump, un elemento poco confiable para los dueños del poder y capaz de hacer cosas desacostumbradas en aquel país, con olor a "populismo".

Sin embargo, el alivio duró poco, porque Biden mostró algunos síntomas preocupantes, como dudas inmotivadas y traspiés, mensajes poco coherentes e incluso una accidentada subida por la escalerilla del avión presidencial.

Ahora, las potencias aliadas de Estados Unidos han hecho notar su disconformidad con la retirada intempestiva y precipitada de los efectivos norteamericanos de Afganistán, 20 años después del ataque a los torres gemelas de Nueva York que justificó la invasión.

El parlamento británico, sede del poder del principal aliado norteamericano, sacó una declaración de repudio a Biden por la retirada de Afganistán dejando a criterio del talibán a miles de aliados, que difícilmente encontrarán piedad.

Biden está distanciado de su vicepresidenta. Kamala Harris, que sería su sucesora en caso de que al presidente sea sustituido.

En el parlamento británico se consideró "vergonzosa" la posición norteamericana en Afganistán, y no solamente por el partido conservador ni de los partidos de oposición, sino del jefe de las Fuerzas Armadas, que tibiamente consideraron que la situación en Afganistán pudo resolverse "mejor".

El jefe de la oposición, Keir Starmer, aseguró que Biden se había equivocado y el jefe conservador, Iain Duncan, habló de "vergonzosas excusas" estadounidenses respecto de su conducta en Afganistán.

Los rusos, que entienden que Afganistán afecta su seguridad, aprovecharon este traspié, ya no de Biden solamente sino de la política y las fuerzas armadas de su país, para amonestar a Ucrania, donde nació la misma Rusia en la Edad Media, en la Rus de Kiev.

Ucrania se ha echado a los brazos de los Estados Unidos, que la usan para hostilizar a Putin y ganar posiciones junto a la frontera rusa. Pero los rusos les recuerdan ahora a los ucranianos cuál puede ser el destino que les toque en suerte si insisten en un aliado tan vidrioso, y les refriegan en las narices escenas del aeropuerto de Kabul, con miles de personas que pretenden huir pero no podrán, sino que caerán en manos del fundamentalismo talibán. Una manera que les cayó del cielo de ejemplificar sobre las alianzas de ocasión con gente que no sabe sostener la palabra ni ve más allá de sus intereses más mezquinos.

Por lo pronto, los aliados de los Estados Unidos reclaman no reconocer al nuevo gobierno afgano antes de establecer condiciones mínimas para la población, como por ejemplo su actitud ante el terrorismo, las drogas o el crimen, las facilidades que den al acceso a la ayuda humanitaria y a que las niñas puedan recibir educación.

Los ingleses "ayudaron" a los Estados Unidos, resignados desde hace siglos a su papel de furgón de cola de la gran potencia. Pero las vacilaciones yanquis los han alentado a cuestionar a su poderoso aliado.

Los británicos dejaron de entrar en combate en la zona en 2014, y comenzaron a retirarse el mes pasado. Ven "conducta unilateral" en los estadounidenses, la que hizo en su criterio difícil y caótica la retirada del país. Un miembro del gabinete de Boris Johnson aseguró a The Times que no estaban viendo una "actitud cooperativa" de los yanquis ni siquiera sabían si los americanos querían o no tenerlos en cuenta.

"Parece como si Estados Unidos estuviese muy pendiente de lo que pasa dentro de sus fronteras, pero sin muchas ganas de ayudar a mantener el orden mundial. Estados Unidos sigue siendo, de lejos, nuestro mayor aliado, pero por alguna razón que desconozco parece como si para ellos nosotros no fuésemos lo mismo", fue el categórico análisis, impensable hasta hace poco.

Contra la opinión prevaleciente en la prensa mundial, el ejército afgano luchó con valor contra el talibán, pero según los ingleses, al ver retirarse la fuerza aérea estadounidense sufrieron un golpe devastador para su moral, lo que explica su actitud final.
De la Redacción de AIM.

retirada intempestiva Afganistán estados unidos Joe Biden

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso