Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$188,2 / $196,2

Internacionales
Internacionales

Gobierno relanza relación comercial con Brasil

Alberto Fernández se reunió con Lula da Silva y dialogó sobre los temas centrales de la agenda bilateral. En el Gobierno confían en darle impulso a un amplio acuerdo de integración. Los avances más concretos están en el sector energético con la posibilidad de exportar gas desde Vaca Muerta.

Los resultados de las elecciones que se celebraron este domingo en Brasil le dan un nuevo impulso a la idea del Gobierno de potenciar la integración regional. A horas de consagrarse presidente electo, Lula recibió a Alberto Fernández para abordar los temas relevantes en la relación bilateral. Según confirmaron fuentes oficiales, lo más destacado de la conversación giró en torno a las posibilidades de avanzar en la integración energética, los proyectos de infraestructura y la necesidad de agregar valor a la producción de ambos países.


Brasil es el principal socio comercial de Argentina y el principal receptor de sus exportaciones industriales. La sintonía entre ambos países es clave para avanzar sobre la agenda regional. Así lo considera el presidente, que viajó este lunes a San Pablo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello y la portavoz Gabriela Cerruti.

Según confiaron en la comitiva argentina a este medio, los mandatarios mostraron una “visión compartida” sobre los desafíos de la región, como las profundas brechas de desigualdad y de desarrollo. En ese sentido, se plantearon trabajar en conjunto para “pasar rápidamente de la afinidad política a la política de integración con ejes en energía, infraestructura y producción con valor agregado”.

Previo al proceso electoral, el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, acercó a los entonces candidatos un ambicioso plan de integración que incluye esos y otros puntos sensibles, como el desarrollo minero y una mayor cooperación en el plano financiero. La expectativa oficial es que con la victoria de Lula esto se pueda concretar rápidamente. Sobre todo, porque el propio presidente electo lo mostró como parte de su plataforma de campaña.

Los avances más significativos están en el plano energético. Según contó a este diario una inmejorable fuente oficial, la posibilidad de que con un segundo tramo del gasoducto Néstor Kirchner Argentina pueda proveer de gas al sur de Brasil y a las centrales termoeléctricas, entusiasma a ambos mandatarios que pusieron la cuestión sobre la mesa en el cara a cara que tuvieron hace pocas horas. En el plano de la infraestructura la agenda también incluye corredores bioceánicos, pasos y puentes.

En diálogo con C5N, el presidente Fernández contó que Lula le anticipó que Argentina será el destino de su primera visita oficial como presidente y que incluso visitará el país antes de su asunción en enero de 2023.

Apuesta por fortalecer Mercosur y Celac
Argentina asumirá en diciembre la presidencia pro témpore del Mercosur y lo hará con clima renovado. Desde 2019 hasta ahora Fernández ofició como un equilibrista para sostener la unidad en un bloque que se veía amenazado por el pedido de Uruguay de destruir la unión aduanera con acuerdos impulsados por cada país y el de Brasil para bajar drásticamente los aranceles de todas las posiciones. La postura de Argentina prevaleció: hasta ahora la unión aduanera sigue en pie y la rebaja de aranceles fue moderada sin afectar a los sectores críticos.

Con el cambio de signo político en Brasil, la correlación de fuerzas se va a modificar. Desde la Cancillería destacan que se buscará “reconstruir la plataforma”. De esta forma, apuntan a “integrar las cadenas de producción regionales, sustituir importaciones y sumar valor agregado para abandonar el modelo de primarización”.

La apuesta del Gobierno no solo pasará por fortalecer el Mercosur, sino que también apuntan a que Brasil vuelva a participar de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). En enero de 2020 Bolsonaro había retirado a Brasil de ese espacio por considerar que “no tenía resultados en la defensa de la democracia”. Según contaron fuentes oficiales, Lula mostró predisposición e incluso podría sumar a su delegación a la cumbre que el bloque celebrará el 24 de enero en Buenos Aires.

El principal interrogante en estos dos escenarios es la viabilidad del acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur que fue anunciado con bombos y platillos por las autoridades argentinas en junio de 2019 pero que nunca se puso en práctica. Lula mostró voluntad de avanzar, pero hay quienes creen que se debe replantear para incluir en el tratado a los países de América Central y el Caribe.

brasil Celac argentina

Artículos Relacionados

Teclas de acceso