Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$869,5 / $909,5

Política
Política

Ávalos: “Con el fin de las moratorias se pierde otro derecho”

Foto: AIM.
Foto: AIM.

Con la derogación del sistema de moratorias previsionales y la puesta en marcha de la Pensión Universal de Adultos Mayores (Puam) “se pierde otro derecho porque no se reconoce al trabajador en primera instancia y eso implicará a que se pague un 80 por ciento de una jubilación mínima, se actualice en forma trimestral por la Ley de Movilidad y no sea pensionable, es decir, no la podrá heredar el cónyuge”, denunció a AIM la presidenta del Centro de Jubilados y Pensionados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Juana Ávalos.  

 

El 23 de julio de 2019 se termina la moratoria previsional que todavía estaba vigente para las mujeres. En octubre de 2016, a partir de la Ley de Reparación Histórica (27.260) se aprobó la implementación de la Puam y en el mismo período desde el gobierno se planteó la derogación del sistema de moratorias previsionales.

La Puam “atenta contra el derecho a la jubilación, ya que el subsidio que se entregará tiene que más ver con la condición de ‘pobre’ que con el reconocimiento de un derecho de jubilación por ser un trabajador o trabajadora”, dijo Ávalos, quien remarcó que “no hay reconocimiento de derecho, como sí lo hace la moratoria previsional".

Con este programa el gobierno de Mauricio Macri “le quita el reconocimiento de trabajador a quién su patrón decidió no pagarle los aportes y se invisibiliza como trabajadora a la mujer que se encargó de todas las tareas de cuidado y crianza (sin descanso ni vacaciones) en una casa”, subrayó la dirigente.

En ese marco, se preguntó: “¿Qué va a pasar con las mujeres que dediquen su vida a trabajar en el hogar, sea por elección, por presión externa o por no tener otra opción?”.

Cabre recordar que el 17 de abril de este año una jubilada casi se suicida arrojándose a las vías del subte porque no podía comprar comida ni remedios y no quería ser una carga para sus hijos. Logró salvarse porque la motorwoman frenó a tiempo pero desde el Estado no hubo soluciones a su problema.

Según la Defensoría de la Tercera Edad, el 1 de abril un jubilado necesitó 30.524 pesos para cubrir su canasta básica, la jubilación mínima es de 10.400 y la Puam es el 80 por ciento de esta última.

En ese marco, la referente jubilada de ATE en Entre Ríos, explicó que este  programa “responde a las condiciones que puso el Fondo Monetario Internacional (FMI) para darle fondos extraordinarios al gobierno de Macri,  quien afirma que hay que achicar al Estado y el resto, sálvese quien pueda”.

ate ávalos juana jubilados movilidad pensión Puam

Artículos Relacionados

Teclas de acceso