Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$901,0 / $941,0

Política
Política

Segundo debate presidencial: A todo o nada

Los cinco candidatos se enfrentarán esta noche en la Facultad de Derecho de la UBA. Esperan más tensión y fuertes contrapuntos. La pelea de fondo será por quiénes irán al balotaje. Entre los invitados estarán Macri, Kicillof, Llaryora y otros invitados.

A todo o nada. Así enfrentarán esta noche el segundo debate presidencial los cinco candidatos que competirán en las elecciones del 22 de octubre. Hoy, en la Facultad de Derecho de la UBA y en las urnas dentro de dos domingos, la discusión será por mucho más que la primera magistratura de la Nación. Será una discusión por valores, visiones de país y miradas sobre el futuro diferentes, antagónicas y, en algunos casos, excluyentes.

Javier Milei (La Libertad Avanza), Sergio Massa (Unión por la Patria), Patricia Bullrich (Juntos por el Cambio), Juan Schiaretti (Hacemos por Nuestro País) y Myriam Bregman (Frente de Izquierda y de los Trabajadores-Unidad), se enfrentarán desde las 21 y durante algo más de dos horas, con la misma modalidad que hace una semana. En el debate en el Forum de Santiago del Estero, ninguno de los cinco candidatos sacó ventaja sobre el resto. Por eso se descuenta que esta vez se dé una pelea más dura y abierta.

Al igual que en la primera ocasión, el debate estará dividido en tres tramos. El primero estará compuesto de una presentación de cada candidato, el abordaje de dos temas – “Seguridad” y “Trabajo y Producción”- y luego un corte publicitario. En el segundo tramo se abordará el tema elegido por la gente -esta vez es “Desarrollo Humano, vivienda y protección ambiental”- y se darán las preguntas cruzadas. En el último tramo, se hará el mensaje final y el saludo de los cinco. La transmisión estará a cargo de la TV Pública.

Entre los datos destacados está que a Massa lo acompañará en el debate Axel Kicillof, que lo mismo hará Mauricio Macri con Bullrich y que a Schiaretti lo escoltará su sucesor y hombre clave del peronismo del futuro, Martín Llaryora.

Gustavo Córdoba, de la consultora Zuban Córdoba, que hizo una encuesta muy comentada sobre el impacto del debate y la traducción en intención de voto entre los electores, advirtió que la confrontación que tendrán los cinco candidatos esta noche no puede entenderse de otro modo que como un capítulo más dentro de la campaña. Es una instancia clave, pero que según sus datos apenas puede torcer en uno o cero por ciento la intención de voto con la que llegan a la competencia.

Para el experto, los cinco contendientes no tendrán la misma actitud que la del primer debate, que ocurrió en el Forum de Santiago del Estero. Para Gustavo Córdoba, el inicial fue un round de estudio, y en esta espera una disputa “sin fair play, más picante e incluso agresivo”. “Los cruces no van a ser tan conciliadores, se van a administrar las réplicas y se va a dejar alguna para el final. En el primer debate se agotaron la mayoría en el primer tema, que fue Economía. En esta oportunidad, creo que habrá una dosificación”, afirmó el director de la encuestadora Zuban Córdoba.

Pero también resaltó que tanto el tono, como la estrategia que se exponga en el debate de esta noche será también una incipiente hoja de ruta de cómo abordarán Milei, Massa, Bullrich, Schiaretti y Bregman el tramo final de sus respectivas campañas, de cara a las elecciones del 22 de octubre.

Será, para la analista política, la última oportunidad que tendrán los candidatos para exponer sus ideas frente a una audiencia que se espera supere el alto registro de la semana pasada, que llegó a perforar los 42 puntos de rating, un valor infrecuente en la TV argentina. Son números de una dimensión similar a los que se dan ante grandes eventos deportivos. “Más allá del perfil de los candidatos -algunos pueden verlos más o menos mediocres, más o menos sobresalientes- lo que hay es un contexto dramático, una economía en crisis y un nivel de extrema incertidumbre económica, política y social, por eso hay tanto interés de la gente”, explicó Córdoba.

Si bien los candidatos esconden sus cartas, el analista prevé que todos van a arriesgar un poco más. Todos menos uno: Javier Milei, el libertario que encabeza todas las encuestas y que se expone a perder más que sus adversarios. “Él va a necesitar que el tiempo pase más rápido”, dice el experto.

De menor a mayor, Bregman -que dejó una buena imagen en Santiago del Estero- buscará renovar esos pergaminos, Schiaretti redoblará su cordobesismo explícito, para lograr el ingreso de tres diputados propios a la Cámara baja, mientras que Massa y Bullrich serán los más expuestos al riesgo. Enfrentarán un juego de suma cero: lo que gane uno o una lo perderá su rival.

Más allá de la especulación y el análisis, Javier Milei llegará a la Facultad de Derecho de la UBA con la decisión de repetir la performance del domingo pasado. En su equipo entienden que el líder libertario logró cumplir en Santiago del Estero su doble objetivo: polarizar con el candidato de Unión por la Patria y al mismo tiempo exponer las falencias de Patricia Bullrich, principalmente en materia económica, pero también en un aspecto que sorprendió: su actuación durante los años 70. La definición de “montonera tirabombas”, que derivó incluso en una denuncia penal, trascendió hasta la semana siguiente.

En materia de Seguridad, que es el primer tema que deberán abordar los candidatos, Milei se preparó estos días con Victoria Villarruel, su candidata a vicepresidenta y quien asumirá la conducción política de esa área y también Defensa, en caso de que accedan a la Presidencia. Sabe que estará expuesto al “botón rojo” del resto de los candidatos, sobre todo en lo que tiene que ver con sus declaraciones previas a ser presidenciable respecto a la libre compra y portación de armas.

En materia de Trabajo y Producción, el segundo tema que se abordará en el debate, Milei se preparó con Sandra Pettovello, Gustavo Morón y Miguel Ponte, pero no hizo “simulacros” de debate. El candidato de La Libertad Avanza llegará con una semana que estuvo signada por la virtual “contracumbre” que armó en Mar del Plata, mientras se realizaba el Coloquio de IDEA. Ese encuentro metió un fuerte ruido en el empresariado y dejó a Milei en el centro de la escena y rivalizando con el sector privado que está más alineado con las propuestas de Juntos por el Cambio.

Sobre el último tema, Desarrollo Humano, vivienda y protección ambiental, Milei también descuenta que recibirá otra andanada de réplicas, principalmente por las declaraciones que pronunció el 2 de setiembre, en el cierre del Congreso Económico Argentino, en La Rural, cuando habló de la responsabilidad que tienen las empresas al “contaminar un río”. Milei, que supo definirse como “fundamentalista de la verdad”, tiene una posición crítica sobre los movimientos ambientalistas y ecologistas, por lo que no se descarta que insista con sus cuestionamientos, sobre todo con su escepticismo acerca del cambio climático.

En Santiago del Estero, el candidato de LLA ya demostró su plasticidad a la hora de evitar temas que puedan debilitarlo políticamente. Aunque insistió con su idea de subsidiar la demanda y no la oferta educativa, evitó mencionar la palabra “voucher”, que había generado un impacto negativo en la opinión pública.

Milei -que anoche por primera vez se mostró en el programa de Mirtha Legrand con su pareja, la capocómica Fátima Florez- irá al segundo debate con los mismos invitados que al primer encuentro: estarán Villarruel, Karina “El Jefe” Milei, Carolina Píparo, Ramiro Marra, el influyente Nicolás Posse, Pettovello, Guillermo Francos, Juan Nápoli, Bertie Benegas Lynch, Marcela Pagano, Carlos Kikuchi, Santiago Oría, y Santiago Caputo, entre otros.

Sergio Massa “entrenó” para el debate de hoy en el hotel de Luz y Fuerza de la ciudad de Buenos Aires junto con su equipo más cercano, que integran su esposa, Malena Galmarini, Juan Manuel Olmos, Eduardo “Wado” De Pedro, el asesor catalán Antoni Gutiérrez Rubí, y el vocero Santiago García Vázquez.

Llegará al Aula Magna de la Facultad de Derecho después de una semana de turbulencias políticas y económicas que lo obligaron a retomar en plenitud sus dos funciones: la de ministro de Economía y candidato a presidente de Unión por la Patria, la coalición de gobierno. Los coletazos del caso Insaurralde y el sacudón cambiario le metieron una presión extra y fuera de todo cálculo a menos de dos semanas de las elecciones generales.

Desde su rol de ministro, en su equipo creen que logró conjurar una escalada que prometía llevar la cotización de los dólares financieros a cerca de mil pesos, y que consiguió, ya en su faz de candidato, encapsular el inoportuno affaire Insaurralde-Clérici-Cirio a una cuestión que se tramita en el ámbito de la Justicia.
Massa presentará “el país que queremos, una Argentina posible, sin fantasías ni retrocesos”. Esa línea será clave porque ordenará los contrapuntos que buscará mostrar: Milei como portador de ideas impracticables y Bullrich como un regreso a los años del macrismo. Así como sorprendió en el discurso del primer debate al diferenciar “su gobierno” de “este gobierno” de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el candidato de Unión por la Patria insistirá con modelar un perfil nuevo, distinto, como representante de la nueva generación que se reconoce como “hija de la democracia”.

Hará eje en el trabajo, en destacar la eliminación de Ganancias, alivios fiscales como la devolución del IVA, la anulación de las retenciones para las economías regionales y los beneficios otorgados a trabajadores en blanco, informales, planes sociales, entre otros. Hará hincapié en materia de trabajo y producción el riesgo de que gane Milei y se desactive el intercambio comercial con China y Brasil, que es una de las ideas de que planteó el libertario.

Pero Massa buscará, cuando se hable en el bloque Seguridad, poner de ejemplo el modelo Tigre, con más inversión en tecnología, capacitación de recursos humanos y un nuevo sistema para luchar contra el delito y detener a los delincuentes. En esto, apuntará contra Milei y su propuesta de habilitar que la sociedad se arme. Pero no será el único tema: sin cargar contra los potenciales votantes, Massa hablará sobre los riesgos y consecuencias de ideas mencionadas por el líder libertario, como armar a los jóvenes, vender órganos, cerrar mercados o privatizar la educación.

A Massa lo van a acompañar Agustín Rossi, Axel Kicillof, Leandro Santoro, Daniel Scioli, los sindicalistas Gerardo Martinez y Héctor Daer, los funcionarios y dirigentes Cecilia Moreau, Jaime Perczyk, Gabriel Katopodis, Victoria Tolosa Paz, Matías Lammens, Ayelen Mazzina, José Ignacio De Mendiguren, Sebastián Galmarini, Leonardo Madcur, Ricardo Casal, Juan Bahilo, Eduardo Valdez, la camporista Paula Penacca, entre otros. Tiene previsto repasar, hacer algunas consultas y pasar el domingo en familia, antes de ir al barrio de Palermo.

Bullrich llegará al segundo debate con la misión de recobrar algo de la frescura, la naturalidad y la impetuosidad que no se vio en el Forum de Santiago del Estero. Más allá de la excusa de la gripe y la fiebre, la candidata de Juntos por el Cambio enfrentará el delicado desafío de batir en simultáneo a dos rivales que, en los papeles, parecen aventajarla.

Según anticipó ayer Ricardo Carpena en Infobae, Patricia Bullrich llegará a la Facultad de Derecho acompañada por Macri, el ex presidente con quien mantuvo un contrapunto por sus guiños inconvenientes con Javier Milei. Y también estarán Jorge Macri, Néstor Grindetti y Horacio Rodríguez Larreta. Son las figuras centrales del PRO, que parecen dispuestas a mostrarse unidas, a sólo dos domingos de los comicios. Estará también otra estrella del nuevo firmamento de Juntos por el Cambio: el futuro gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro.

La candidata a presidente opositora tiene previsto endurecer su discurso y fustigar por igual a Milei y Massa. Es un giro casi obligado, de la estrategia previa, donde la prioridad estaba en contraponerse al kirchnerismo. Las descalificaciones y los ataques del candidato libertario en su contra -donde “montonera tirabomba” fue sólo uno de los agravios- la forzaron a equiparar a ambos rivales. Se trata de una decisión que le exigirá una concentración extra, pero que en su equipo entienden que es inevitable para meterse en el balotaje.

La propia candidata de Juntos por el Cambio estuvo durante la semana anticipando este giro. De hecho, castigó de manera alternativa a Milei y a Massa y empezó a plantear la supuesta existencia de un “acuerdo” o un “pacto”. Para Bullrich, ambos coludidos buscarían sacarla a ella de la segunda vuelta electoral.

En la coalición opositora además se mostraban confiados en que, en este debate, al ser Seguridad el primer tema, Bullrich podrá mostrarse en el inicio con una solidez mayor que la vez anterior, cuando tuvo que empezar con Economía, un tema que es su talón de Aquiles y obligó a incorporar como rueda de auxilio a Carlos Melconian. Y que Bullrich expondrá con más vehemencia la cuestión de la corrupción.

Además de los mencionados, Bullrich estará acompañada por otros gobernadores de Juntos por el Cambio, el jefe de campaña, Juan Pablo Arenaza, el asesor y candidato Damián Arabia, el diputado Hernán Lombardi, el asesor Alberto Föhrig, Laura Alonso y Sabrina Ajmechet, entre otros.

En el comando de campaña de Schiaretti confirmaron que el gobernador cordobés tenía previsto llegar hoy a Buenos Aires junto a su sucesor y hombre clave para el futuro del peronismo, Martín Llaryora. Luego irán con su compañero de fórmula, Florencio Randazzo, a la Facultad de Derecho para hacer el mismo reconocimiento del “territorio” del debate que hicieron el sábado sus rivales.

Schiaretti insistirá con la fórmula que tan buen resultado le dio para posicionarse en redes como en la discusión pública con su “modelo Córdoba”. En el bloque de Trabajo y Producción, “El Gringo” volverá a presentar a la provincia como ejemplo: mencionará que la sinergia entre el sector público y privado permitió pasar de 4 a 50 parques industriales y construir 3.100 kilómetros de gasoductos y destacará en materia de medio ambiente que Córdoba es líder en materia de energía verde.

En el entorno del gobernador dan por descontado que el debate tendrá más tensión y dureza que el de Santiago del Estero, pero no esperaban que Schiaretti asuma una posición distinta a la que tuvo en el primer debate, donde se ocupó más de proponer y plantear ideas de gobierno que embestir contra sus rivales.

A Schiaretti lo van a acompañar además de Randazzo y Llaryora, el jefe de campaña, Diego Bossio, y los ministros de Córdoba Osvaldo Giordano (Finanzas), Walter Grahovac (Educación), y Roberto Sposetti (asesor en Comunicación), y el recientemente ganador de la intendencia de Villa María, Eduardo Acastello, entre otros.

En el Frente de Izquierda y de los Trabajadores Unidad (FIT) explicaron que en el debate de la Facultad de Derecho Bregman tiene previsto redoblar sus cuestionamientos tanto a Milei como a Bullrich, a quienes considera dos expresiones de la “derecha”, aunque también se diferenciará de Massa y de Schiaretti: “Somos la única fuerza que no plantea un camino de sometimiento y complicidad con el FMI y el poder económico”, explicaron en el entorno de la diputada nacional que planteará en el debate.

Tras el primer debate en Santiago del Estero, desde la coalición de izquierda celebraron la performance de la candidata y las repercusiones que tuvo en redes sociales cuando eligió confrontar con Milei. Entre ellos, se destacan cuando Bregman señaló que el postulante de LLA replicaba los argumentos del expresidente Mauricio Macri o atesoraba conceptos extraídos del sitio “Rincón del Vago” luego de que el economista afirmara en un contrapunto que el comunismo “fracasó y mató a 150 millones de seres humanos”.

Con el objetivo de sacar provecho de las réplicas y las preguntas, y manteniendo una estrategia similar a la probada en Santiago del Estero, Bregman insistirá con que en las elecciones del 22 de octubre no se enfrentan solo tres candidatos.

Según confirmaron, la candidata estará acompañada por su candidato a vice Nicolás del Caño, por Christian Castillo, Alejandro Vilca, Rubén “Pollo” Sobrero , Andrea D’Atri, Alejandrina Barry, Néstor Pitrola, Raúl Godoy, Celeste Fierro, Vanina Biasi, Mónica Schlothauer, Luana Simioni, Natalia Morales, Laura Vilches, Octavio Crivaro, Javier Hermosilla, Nathalia González Seligra, Vanina Mancuso, Hernán García, Juan Contrisciani, Juan Carlos Giordano.

debate presidencial

Artículos Relacionados

Teclas de acceso