Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$902,0 / $942,0

Agroindustria
Agroindustria

Sequía de dólares, desesperación y promesas que se desmoronan

Tras la oficialización que realizó ayer el Gobierno nacional del nuevo "dólar agro" o "dólar soja 3", mediante la reglamentación de la tercera versión del "Programa de Incremento Exportador 2023", el productor agropecuario Felipe Berruhet dialogó con AIM sobre a la medida y destacó “la desesperación que tienen las autoridades económicas a nivel nacional”, que “no dejaron librado a la posibilidad de obtener dólares vía retenciones a ningún rubro de los que el agro exporta”.

El dirigente agropecuario advirtió a esta Agencia que “estamos ante la presencia de un dólar que tiene una diferencia con el anterior, ya que este incluye a todos los productos del sector”.

“Se ve que la desesperación por dólares que tienen las autoridades económicas a nivel nacional es importante, así que no dejaron librado a la posibilidad de obtener la divisa vía retenciones a ningún rubro de los que el agro exporta”, explicó a esta Agencia.

Además, el cooperativista aclaró: “estamos hablando de política económica, por lo que tenemos que hacer un análisis ya no tanto económico sino más bien político, porque, justamente, lo que está determinando los rumbos que está tomando este Gobierno tienen que ver más con la política. Y una de las cosas que se ponen de manifiesto es este nuevo programa que se llama -a los fines del periodismo- dólar agro, pero que tiene un nombre específico, es un Plan Productivo para poder hacerse de dólares frescos en una economía donde realmente la sequía de dólares ha sido más que importante”.

En ese sentido, explicó a AIM que este programa tiene la particularidad al ser más sofisticado a la hora de acceder, ya que hay que inscribirse y cumplir con una suerte de requisitos.

Por ello, “esperamos que el cumplimiento de los requisitos no tenga un efecto como fue el dólar Batakis, donde los requisitos eran tantos, tan variados y difíciles que al final terminó siendo perjudicial al objetivo que se perseguía”, subrayó.

En esa línea, hizo hincapié a los requisitos de las economías regionales: “ahí tenes que combinar la posibilidad que te den para exportar a un dólar y, a su vez, participar en Precios Justos, sin dejar de lado la venta en el mercado local y la necesidad de sostener el abastecimiento”.

“Son esas cosas que la política cree que son fáciles de resolver, pero que la economía te pone de manifiesto que son muy difíciles”, manifestó.
De todos modos, “seguimos dando vueltas siempre sobre la misma temática que es poder hacernos de dólares al menor costo político posible. En realidad, esa sería la frase que más representa el momento actual de la economía argentina”, lamentó a AIM.

Además, advirtió: “Si uno lee las resoluciones que van emanando del Ministerio de Economía con respecto al dólar agro, se puede dar totalmente cuenta que lo más importante es el pago de las retenciones”.

Entonces, “esto no es una solución al sector agropecuario; esto es una solución a la sequía de dólares que tiene la economía argentina. Y entonces, para evitar una devaluación sustancial y que impacte en el resto de la economía, lo cual realmente sería muy perjudicial, se están haciendo montones de parches para conseguir la divisa y llegar a fin de año”, afirmó y recordó “todas las promesas que se hicieron con respecto a acompañar a los productores en este tercer año de sequía, como las financiaciones y las prórrogas de anticipos de impuesto a las ganancias, se están demorando”.

Por otra parte, Berruhet admitió que “todo lo que engloba esta normativa nueva del dólar agro está muy en pañales, por lo que hay que esperar que las empresas y el Gobierno se pongan de acuerdo y que los productores lo asimilen”.

Además, “es muy engorroso y difícil de trasladarlo a la forma de pensar del productor agropecuario; siempre debemos tener presente que -a diferencia del dueño de campo-, el productor no tiene soja en su poder”, explicó.

“El único que tiene soja en su poder es el propietario de campo que lo arrenda; o que lo explota y que lo tiene como moneda de cambio”, añadió a AIM y lamentó: “está todo prendido con alfileres, como la economía y, de esa forma, son los pasos que se dan, cortitos, y nadie va a mover ningún engranaje que haga que la maquinaria se rompa. Se trata de un equilibrio muy endeble”.

felipe berruhet Dólar agro

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso