Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido

El clima hoy en:

-

- -

El dólar hoy: (BCRA)

$77,50 / $83,50

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar
La cuarentena traerá  daños a la salud mental
La cuarentena traerá daños a la salud mental

Los daños a la salud mental que está dejando la cuarentena 

La situación de incertidumbre ante un problema sanitario como la pandemia de Covid 19, propicia condiciones que no son aptas para la salud mental. La interminable cuarentena en Argentina ocasiona en las personas hiperestrés, incertidumbre, crisis económica y estados emocionales de angustia, un combo que traerá graves consecuencias a nivel psicológico, confirmó a AIM la psicóloga Mailén Barreto Buthay.

Desde el inicio del brote del Covid-19, la población empezó a atravesar un momento de incertidumbre y de dudas, situación que, en la generalidad de los casos, provoca sentimientos y pensamientos negativos, que poco a poco afectan la salud mental de las personas, debido a la considerable transformación que cada uno de los seres humanos ha tenido que realizar en su vida desde marzo.

Durante el tercer mes del año, cuando la mayoría recién comenzaba a incorporarse a sus actividades luego de las vacaciones, y transitaba una agenda con las actividades propuestas para 2020, debió modificar todo abruptamente por la cuarentena, lo que impactó fuertemente en el “normal” desenvolvimiento de las personas en sociedad.

En diálogo con esta Agencia, la licenciada en Psicología explicó que “si bien es una realidad que la cuarentena trae aparejado fuertes impactos en la economía y todos los economistas están alertando al respecto, poco se escucha hablar respecto de las consecuencias en la salud mental de las personas, en medio de esta pandemia que a todos les ha generado cierta desadaptación y desde allí, cierta desestabilización emocional”.

Como el ser humano funciona como una unidad cuerpo y mente, es importante entender que en esta transformación, la vida de las personas se ha visto amenazada en ambos planos. No obstante, como es habitual, “en general, se le suele dar mayor preponderancia a la parte que se ve, es decir la física, dejando relegada la mental, aquella que no se ve pero que es igual de importante”.


Somos una unidad…desconectada
En la actualidad, las políticas apuntan a solventar –principalmente- las carencias físicas de las personas, “sin comprender que funcionamos como una compleja unidad que se encuentra interconectada. Por eso resulta de vital importancia, no solo cuidar nuestra salud física y evitar la propagación del Covid-19, sino que también es importante no subestimar las consecuencias a nivel psicológico que puede generar ésta época de aislamiento”.


Qué dijo la OMS
De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la crisis del Covid 19 afectaría la salud mental de muchas personas, explicó que se podría registrar un aumento de los suicidios y de los trastornos, y pidió a los gobiernos que no dejen de lado la atención psicológica.

Sobre este punto, la psicóloga explicó que, ante esta situación, “las personas con problemas de salud mental preexistentes necesitan apoyo adicional durante la cuarentena. No obstante, desde la práctica se aprecia que quienes hasta el momento mantenían un equilibrio emocional, han tenido mayores momentos de ansiedad principalmente por la incertidumbre y los interrogantes a todos los niveles que genera la cuarentena por la falta de información precisa”.


Lejos de la familia, el problema es mayor
Barreto Buthay también destacó que “se han evidenciado momentos mayores de angustia, principalmente por lo que genera la pérdida del contacto físico con los familiares; los temores sobre los impactos del virus en la salud, las preocupaciones por los miembros del entorno familiar, y la pérdida de trabajo, todas circunstancias que provocan las desigualdades sociales y la pobreza”.


Cuarentena igual a hiperestrés
Asi, la cuarentena actúa como un factor de estrés importante en la vida de las personas. En general, “se suele oír hablar del estrés como algo negativo, pero hay que saber diferenciar entre el estrés como mecanismo de supervivencia necesario y muy útil, ya que es la reacción de nuestro cuerpo a un desafío, que permite adaptarnos a los cambios y reaccionar rápidamente ante los problemas y peligros, y el hiperestrés, que libera exceso de cortisol y adrenalina en el organismo, y altera el sistema inmunológico. En pequeños episodios, el estrés puede ser positivo, como cuando ayuda a evitar el peligro o cumplir con una fecha límite. En ese caso, no es necesariamente perjudicial para la salud en la medida en que no sobrecarguemos a nuestro organismo con impactos emocionales excesivos que le impidan procesar ese paquete de información de manera adecuada. Cuando esto ocurre, debemos referirnos al estrés en modo negativo, pasando a convertirse en hiperestrés, muy dañino para la salud”.


El poder destructivo del hiperestrés
El hiperestrés ocurre cuando un individuo es empujado más allá de lo que puede manejar. “Sucede cuando una persona se ve sometida a un estrés mayor del que puede soportar. Se siente sobrecargada y tremendamente abrumada, porque considera que es incapaz de afrontar la situación y se siente impotente”, agregó la psicóloga.

Así, la extensión de la cuarentena y la incertidumbre generada a distintos niveles está funcionando como un fuerte estresor en la vida de las personas, y con seguridad, hará que no todas puedan afrontar la situación de manera adecuada. “La persona en situación de hiperestrés suele tener una respuesta emocional exagerada y excesiva, incluso ante desencadenantes poco importantes. Es un estrés peligroso y deberían tomarse medidas para reducirlo enseguida, porque puede tener serias repercusiones físicas y psicológicas, que repercuten de manera tal que parecen afectar cada faceta de la vida, ya que cambian el de humor interfiriendo en nuestra capacidad de interrelacionarnos con el entorno, no solo aquel donde trabajamos, estudiamos, o cumplimos obligaciones, sino también con el entorno íntimo o familiar”.

Teléfono para el Gobierno
El hiperestrés que abarca desde el aislamiento y la ansiedad, hasta el desempleo y la enfermedad, ahora amenaza con generar una emergencia de salud mental en Argentina, en Entre Ríos y otras provincias del país.

Estar aislados y separados de las personas que queremos -hijos, abuelos, nietos, amigos- con poca actividad física y disminución de los estímulos cognitivos, entre otros factores, han provocado que profesionales de la salud mental adviertan que cada vez más personas vean el suicidio como una salida a tanto sufrimiento. Urge actuar antes de lamentar las consecuencias.
De la Redacción de AIM.

Salud Mental riesgos cuarentena

Dejá tu comentario sobre esta nota

Artículos Relacionados

Teclas de acceso